Repasamos algunos términos relacionados con el coronavirus


 
 
Vamos a trabajar hoy sobre algunas palabras y frases que se han vuelto muy populares, algunas lamentablemente, en nuestros medios, y analizaremos las formas que nos recomienda la Academia que nos refiramos a ellas.

Este artículo hace pie en la Página del Español Urgente. Te invitamos a pasarte por nuestra sección Taller Literario, donde podrás encontrar una gran variedad de artículos de gramática y ortografía española que esperamos, te resulten útiles.
 
 

Sobreinformación y tasa de mortalidad

Un término que circula muchísimo es «infodemia», ¿sabes su significado? ¿te parece un término correcto? Veamos. Este neologismo sirve para hacer referencia al exceso de información sobre un tema determinado. Debemos entender que cuando hablamos de información no nos referimos a verdad, también una noticia falsa es información. Por eso mismo, es importante saber que el término no tiene un sentido positivo en su significado. Siguiendo en este análisis, en la Página del Español Urgente descubrimos que se trata de una palabra bien formada, ya sea que se trate de una adaptación del anglicismo «infodemic» (utilizada desde hace bastante por la Organización Mundial de la Salud) como del acrónimo formado por las palabras información y epidemia.

Existen dos conceptos que se están utilizando indistintamente en los medios de comunicación pero que no comparten significado. Son «tasa de mortalidad» y «tasa de letalidad», ¿conoces sus diferencias?

Para conocer la tasa de mortalidad de un grupo se toma como referencia el total de la población mientras que la tasa de letalidad se obtiene tomando como referencia sólo a las personas afectadas por una misma patología. A decir verdad son conceptos que están bastante claros y resulta peculiar cómo en muchos periódicos no los utilizan correctamente.

Para ser más precisos podríamos centrarnos en las definiciones que nos ofrece la Real Academia Nacional de Medicina de cada una.

Existe un tercer concepto que se conoce como «tasa de mortalidad específica» y que, es posible, que sea el responsable de esta confusión; puesto que este último hace referencia a la tasa de letalidad y no de mortalidad.

Daremos un ejemplo.


Si nos centramos en la primera oración podemos llegar a la conclusión de que el siete por cierto de la población de Madrid ha fallecido en un período de tiempo determinado, mientras que la segunda sirve para expresar que del total de casos de personas diagnosticadas con COVID-19, un 7% ha fallecido.

Verbo «medicalizar»

Pasemos ahora al verbo «medicalizar». Se utiliza para referirse a un entorno que se equipa de forma eficiente para ofrecer ayuda médica. En el Diccionario académico encontramos la siguiente definición:


En las últimas semanas he encontrado el verbo en infinitivo en numerosas noticias, haciendo referencia a los establecimientos que son acomodados para ofrecer asistencia sanitaria a las personas que han sido diagnosticadas con COVID-19. Aparentemente se trata de un uso perfectamente correcto, que responde a la segunda acepción del término en el diccionario. No sucede lo mismo con el término «hospitalizado», que suele utilizarse como un adjetivo para expresar lo mismo, pero cuyo uso es incorrecto. Según el diccionario, esta voz sólo se puede usar con un significado: «internar a un enfermo en un hospital». Por lo que debe evitarse en este con este sentido, pudiendo decantarse por el adjetivo «medicalizado».




Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.