Proposiciones subordinadas

Una proposición es una unidad gramatical que cuenta con estructura oracional, pero que no tiene independencia sintáctica, semántica o fonológica. Esta característica la diferencia de la oración, una unidad completa e independiente. Por eso, las proposiciones siempre necesitan relacionarse con otras proposiciones mediante nexos, que le permiten establecer vínculos de igualdad (coordinación) o no (subordinación).

Las proposiciones principales son oraciones simples que son complementadas por otras proposiciones adyacentes. Las proposiciones coordinadas, por su parte, establecen una relación de igualdad con otras proposiciones y forman oraciones compuestas. Esto quiere decir que mantienen el mismo nivel sintáctico y un nexo que se conoce como conjunción.

Las proposiciones subordinadas, por su parte, son las que establecen una relación de dependencia respecto de otra proposición, que es considerada como la principal. Por eso, las proposiciones subordinadas no tienen unidad de sentido: su sentido completo depende de la relación que guardan con la proposición subordinante.

Las oraciones formadas por una proposición principal y una o más proposiciones subordinadas reciben el nombre de oraciones complejas u oraciones compuestas por subordinación.

La proposición subordinada puede estar encabezada por nexos relacionantes, nexos subordinantes o presentar una subordinación sin nexo.

Por lo tanto, puede distinguirse entre las proposiciones subordinadas sustantivas (el tipo de proposición subordinada por una conjunción subordinante y con las funciones propias del sustantivo respecto de la proposición principal), las proposiciones subordinadas adjetivas (introducidas por un pronombre relativo; siempre tienen un antecedente, sea expreso o no) y las proposiciones subordinadas adverbiales (introducidas por un adverbio o nexo adverbial).

Ejemplos de proposiciones subordinadas sustantivas:
“Es necesario que te vayas más temprano”
“Pide lo que quieras”
“La solución está más cerca de lo que suponen”

Ejemplos de proposiciones subordinadas adjetivas:
“El hombre que respeta a su mujer cumple con lo dicho”
“La empresa, cuyo gerente renunció, enfrentará grandes problemas”
“El coche que compraron el año pasado ya vale más del doble”

Ejemplos de proposiciones subordinadas adverbiales:
“Se alegró porque llamó su hijo”
“Lo haré tal como me explicaron”
“Voy donde me digas”



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.