La coma en oraciones yuxtapuestas

La coma en oraciones yuxtapuestas
Hoy les traigo otro artículo sobre lenguaje. En esta oportunidad repasaremos la importancia de los signos de puntuación en las oraciones yuxtapuestas. Espero que este texto les ayude a mejorar vuestra comunicación.

Las oraciones yuxtapuestas pueden unirse a través de partículas o nexos coordinativos o subordinados o, ante la ausencia de éstos con un signo de puntuación (coma, dos puntos o punto y coma); dependiendo de la relación que exista entre las partes, se utilizará un signo u otro. ¿Quieres saber cuándo se utiliza cada uno? ¡Continúa leyendo!

Relación entre oraciones

Existen en la gramática tres formas de establecer relaciones entre oraciones: por coordinación, por subordinación o por yuxtaposición. En este artículo nos detendremos sobre estas últimas y buscaremos algunos ejemplos para intentar comprender mejor de qué forman se establecen este tipo de relaciones entre las partes de una frase.

Deberíamos aclarar que la coma siempre ejerce una función de yuxtaposición dado que sirve para indicar que dos unidades lingüísticas mantienen algún tipo de relación (ya sea de coordinación o de subordinación) y que ésta no es explicitada a través de los nexos que sirven para ello. Dicha ausencia se puede descubrir en la lengua hablada por la suspensión del tono y un pequeño alargamiento de las pausas entre las dos partes. En la lengua escrita esa ausencia se reemplaza por signos de puntuación: la coma, o el punto.

Incorrecto: Le avisé no me hizo caso.
Correcto: Le avisé y no me hizo caso.
Correcto: Le avisé; no me hizo caso.

Es importante señalar que esta ausencia no puede ser reemplazada por cualquier signo; para cada tipo de relación se establece la necesidad de uno de ellos. Cuando dos oraciones son independientes entre sí; es decir, que podrían comprenderse perfectamente sin necesidad de estar unidas, suele utilizarse el punto y coma, que ejerce de nexo entre ambas.

El punto y coma también sirve para establecer una relación de jerarquía entre dos oraciones que formen parte de una frase más amplia. Gracias a ello podemos saber cuáles son los elementos fundamentales de la oraciones y cuáles son los que se encuentran subordinados a ellos. A veces, este signo, al ofrecer una pausa mayor que la coma, permite rematizar el miembro destacado de la oración y hacer hincapié en él. Aunque este tipo de ejemplos puede hallarse en todas las oraciones subordinadas o coordinadas es más común en las adversativas, consecutivas, causales y concesivas. Te damos un ejemplo. “Gritó, amenazó, suplicó, hizo todo cuanto pudo; pero no consiguió que le sacaran de allí“.

En algunos casos, la relación entre ambas oraciones debe establecerse a través de los dos puntos. Ocurre esto por ejemplo, cuando la segunda oración ofrece una aclaración sobre la primera o resulta como consecuencia de ésta. Por ejemplo: “Ven: te necesito”.

La coma en oraciones yuxtapuestas

La coma de yuxtaposición

Uno de los signos más frecuentes, a la hora de establecer relaciones de yuxtaposición es la coma. Debido a los muchos matices que puede aportar este signo en una oración, muchas veces no somos capaces de utilizarla de forma adecuada.

En el caso de las relaciones yuxtapuestas, la coma aparece cuando la relación entre ambas oraciones es cercana y cuando la comprensión de ambas oraciones depende de la existencia de la otra parte. Además, la coma dota a la oración de una determinada expresividad estilística, que puede ser aprovechada en la literatura para buscar un determinado objetivo estético.

Como ocurre con el resto de los signos, la coma de yuxtaposición se utiliza para unir dos oraciones que se encuentran relacionadas entre sí. Y también, como ocurre con el punto y coma y los dos puntos, aparece para representar la pausa en el discurso ante la ausencia de una partícula de coordinación o subordinación.

En la literatura, este recurso puede ayudar a distinguir un texto con un determinado estilo. Se utiliza, por ejemplo para unir dos oraciones con un sentido distributivo, para unir oraciones que se encuentran vinculadas de forma correlativa. También sirve para representar las pausas de la lengua coloquial.

Cabe mencionar que es muy común encontrarse, sin embargo, con oraciones que evitan algunas de estas partículas pero no incluyen la coma de yuxtaposición, lo cual resulta en una frase incoherente. Por ello es conveniente estar muy atentos a la hora de escribir para evitar errores en nuestra comunicación.

La coma en oraciones yuxtapuestas

Otros signos que indican yuxtaposición

Las oraciones yuxtapuestas donde aparece la coma suelen ser las más confusas, debido a que este mínimo signo obliga a un cambio rotundo en la pausa y la entonación que se tenía preparado para este fin. La coma, en estos caso, es necesaria para delimitar los grupos fónicos y marcar las fronteras entre las oraciones.

Cuando estamos frente a una proposición sustantiva que reproduce al pie de la letra el discurso de una persona y que cumple una función de complemento indirecto, se encuentran yuxtapuestas a la oración principal mediante entrecomillado. No obstante, si el verbo introductor se escribe de forma intercalada (inciso) o al final de la oración, debe ir separado de comas o, en su defecto, por el guion del diálogo. Aquí te dejamos ejemplos de todos estos casos:

Dijo: “Me voy ahora mismo”.
Me voy, dijo, ahora mismo.
Me voy ahora mismo, dijo.
Me voy -dijo- ahora mismo.
Me voy ahora mismo -dijo.

Como ves, no es tan difícil encontrar el signo adecuado a la hora de armar una frase con oraciones yuxtapuestas, lo más importante es estar sumamente atentos para armar correctamente nuestro mensaje.

La coma en oraciones yuxtapuestas

Comentarios2

  • Rapsodico

    Aprendida la lección de hoy ;). Un abrazo, Tes.

  • El Ángel Solitario

    Gracias por la lección.



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.