Morfemas derivativos

Días pasados, Poemas del Alma publicó un artículo relacionado a las características de los morfemas en el cual se mencionaba la existencia de dos tipos de monemas dependientes: los clíticos y los ligados, grupo en el cual están incluídos los morfemas flexivos y los derivativos.

En esta oportunidad, la idea es profundizar la información vinculada a los morfemas derivativos, una clase de palabras con perfil facultativo cuya particularidad radica en su capacidad de añadir matices al significado del lexema, es decir, modifican al lexema y originan una palabra que, a su vez, deriva de otra. Por esta razón, a diferencia de los flexivos (aquellos que con frecuencia aparecen exigidos por la estructura sintáctica), por lo general los morfemas mencionados son más cercanos a la raíz y sus matices y significados resultan relacionables de manera sistemática a partir del significado del lexema al comparar el rol de un mismo morfema en diversos campos semánticos. Dicho de otra forma, mientras los morfemas flexivos mantienen siempre la categoría léxica de la base, los derivativos pueden modificarla.

En el idioma español, los morfemas derivativos pueden clasificarse en prefijos (aquellos términos que alteran el significado del concepto anteponiéndose al lexema), sufijos (aquellos que también modifican el significado de la palabra pero ubicándose por detrás del lexema) e infijos (elementos átonos sin contenido semántico, es decir, que carecen de función gramatical y significativa).

“Amoral”, “analfabeto”, “deshacer”, “descontrol”, “hipertenso”, “amorfo”, “hipermercado”, “subterráneo” y “bilingüe” son algunos de los términos formados a partir de prefijos que dan como resultado morfemas derivativos que también podrán ser apreciados a partir de los ejemplos que incluiremos a continuación donde, a diferencia de los primeros, su componente es un sufijo. De esta forma, podemos sumar al listado de morfemas derivativos otros conceptos tales como “perrito”, “existencia”, “blancura”, “basurero”, “artista”, “amante” y “organismo”.



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.