El objeto indirecto

El objeto indirecto (OI) es un modificador del verbo, que indica el destinatario de la acción. Se trata de un sintagma preposicional introducido por la preposición “a” o un pronombre átono (“me”, “te”, “le”, “nos”, “os”, “les”, “se”).

El objeto indirectoEn otras palabras, el OI corresponde al beneficiario o perjudicado por la acción del sujeto y es más usual que sea una persona que una cosa.

La forma más sencilla de ubicar al objeto indirecto es preguntando “¿a quién?” o “¿para quién?” después del enunciado. Por ejemplo: en la oración “Miguel llevó bombones a su novia”, el sintagma sujeto es “Miguel” y “llevó bombones a su novia” es el predicado. Al preguntar “¿a quién?” llevó bombones, nos damos cuenta que el OI es “a su novia”. Por lo tanto, la oración puede reformularse como “Miguel le llevó bombones”. Ese ejemplo muestra cómo el OI “a su novia” puede ser reemplazado por el pronombre “le”.

El objeto indirecto “le” o “les” también puede convertirse en “se” si es seguido por un objeto directo de segunda persona formal o de tercera persona (“lo”, “los”, “la”, “las”). En esos casos, el OI siempre se puede sustituir por “se” para evitar la cacofonía (un efecto sonoro desagradable por la cercanía de sonidos o sílabas que poseen igual pronunciación dentro de una palabra o en palabras cercanas en el discurso).

En los casos en que la voz activa del verbo se pasa a voz pasiva, el OI no varía: “A Maradona le entregaron el Balón de Oro en 1986” / “A Maradona le fue entregado el Balón de Oro en 1896”.

Otros ejemplos de OI:

“Compré unas flores para mi esposa” (objeto indirecto: “para mi esposa” / “Le compré unas flores”).
“Ricardo apostó cien pesos a Juan y Roberto” (objeto indirecto: “a Juan y Roberto” / “Ricardo les apostó cien pesos”).



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.