Complemento indirecto

Así como en alguna oportunidad centramos la información en las características del complemento u objeto directo, hoy vamos a explicar, una vez más, en qué consiste el objeto indirecto, aunque en esta ocasión lo llamaremos por su otro nombre, el de complemento.

De acuerdo a las características atribuidas a este tipo de construcciones que modifican al verbo, el complemento indirecto tiene la función de nombrar a la persona o cosa sobre la cual recae la acción del verbo, es decir, indica el destinatario de dicha acción.

Este constituyente sintáctico que está regido por un verbo transitivo se introduce en la oración a través de las preposiciones “a” o “para” y puede ser reconocido mediante diversos procesos. Una de las opciones eficaces para distinguir al complemento indirecto es, por ejemplo, el mecanismo de substitución, es decir, el de reemplazarlo por un pronombre clítico o un pronombre acompañado de una preposición.

De esta forma, al analizar la oración “llevó bombones a su novia”, el resultado sería “le llevó bombones”, mientras que en “presté un libro a Melisa”, la expresión podría quedar como “le presté un libro”. Asimismo, en “compré un regalo para mi hermano”, el procedimiento para comprobar la existencia del objeto indirecto derivaría en “le compré un regalo”.

Para evitar confusiones con las particularidades del complemento directo, es importante tener en cuenta que éste, a diferencia del indirecto, no siempre está acompañado por una preposición y que el directo se convierte en complemento agente al transformar la oración en pasiva mientras que el indirecto no sufre modificaciones frente a esa situación. Por otra parte, resulta útil recordar que el complemento indirecto puede ser duplicado por un pronombre átono sin que esto altere el orden de los elementos de la oración, tal como se puede apreciar en ejemplos como “pídeLe comida a mamá” o “cuéntaLe el secreto a Pedro”.

Comentarios1

  • Articuentos

    Creo que hay una confusión. El complemento directo es que el aparece cuando hay un verbo transitivo y tiene la función de nombrar a la persona o cosa sobre la cual recae la acción del verbo, es decir, indica hacia donde transita la acción. El complemento indirecto indica el destinatario de la acción, es decir, señala al que recibe el beneficio de la acción.



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.