Edadismo, puntocoms y otras ayuditas

Edadismo, puntocoms y otras ayuditas

Cuando una persona es descalificada para realizar un determinado trabajo tan solo porque tiene una cierta edad (si eso no influyera en la eficacia de los resultados), recibe un trato discriminatorio que se denomina edadismo. El conjunto de las compañías que se desarrollan a través de la red se llaman las puntocoms. Ciertos usos de la preposición “a” como complemento de nombre, son incorrectos. Sobre estas tres cosas he desarrollado el artículo de hoy sobre ortografía y gramática, espero que les sea útil.

Discriminación según la edad de una persona

Para expresar que alguien ha sufrido discriminación a causa de su edad existe una palabra que es edanismo. No obstante, en los últimos años, dicho término se ha desvirtuado siendo reemplazado por otros dos que son edaísmo y ageísmo.

En diferentes medios de comunicación podemos encontrarnos con ejemplos como los siguientes:

El término ageísmo ha sido tomado de un concepto que en inglés se utiliza para referirse al mismo tipo de discriminación. La forma correcta en el idioma anglosajón es ageism.

Edadismo ha sido formada a partir de la analogía con otros conceptos como sexismo y racismo y, según lo determina la RAE, es la forma más acertada para referirse a este concepto. Es necesario respetar la segunda d que permite conectar dicha palabra con su raíz: edad. Por esa razón se prefiere, a edaísmo (aunque esta última está siendo cada vez más aceptada)

Las formas correctos de los ejemplos antes vistos serían:

Edadismo, puntocoms y otras ayuditas

¿Cómo referirse a las puntocoms?

Muchas veces queremos mencionar a aquellas empresas que ejercen su principal actividad a través de Internet y no sabemos bien cómo hacerlo. La forma correcta es denominarlas puntocoms; palabra que debe escribirse en redonda y terminando en s. No obstante esta exigencia, en muchos medios aparece el término con otra grafía. Aquí comparto dos ejemplos:


En lo que se refiere a la pronunciación: en sus orígenes la tonicidad recaía sobre la primera parte de la palabra “púntocom”, pero el término ha madurado y divergido en una nueva pronunciación “puntocóm”, que se cree que respeta mejor la base del neologismo.

Si bien puede resultar extraña la formación del plural colocando una s al final, se ha decidido que así sea para que responda a las normas académicas de acentuación sobre la formación del plural.

Edadismo, puntocoms y otras ayuditas

Usos incorrectos de “a” en complementos de nombre

Cuando se complementa un sustantivo con un infinito de acción pendiente, este debe introducirse mediante la preposición por y no a. Cuando el nombre regido es un sustantivo cuyo contenido es el de “medio” o instrumento debe introducirse con de, y no a.

La expresión correcta sería, entonces “El asunto por discutir es qué aviones de reacción son mejores
No obstante, es muy frecuente el uso indebido de la preposición a en estructuras sustantivas que funcionan como complementos de un nombre cuando debería utilizarse por (en complementos de valor causal -enfermedad por virus-) o con (en complementos con los que se significa el ingrediente de cierto guiso -“lomo con pimienta “en vez de “lomo a la pimienta”-).

Estas han sido las ayudas de hoy. Todavía queda muchísimo por aprender, así que ¡a seguir creciendo!

Edadismo, puntocoms y otras ayuditas

Comentarios3

  • armando menocal

    Francamente algunos de los casos aquí tratados no los conocia

  • apla

    Siempre interesante la informacion que provee.

  • Nhylath

    Gracias Tes por esas "ayuditas" que siempre nos ofreces! Buen artículo! Un fuerte abrazo !



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.