Algunos términos adecuados en Español

Hoy vuelvo con un texto sobre ortografía. En esta ocasión voy a analizar algunos conceptos y su correcta grafía. Una vez más me he apoyado en textos de Fundéu, espacio que les recomiendo visitar tanto cuando tengan dudas como para reafirmar cualquier concepto vinculado al buen uso de nuestro idioma. También aprovecho para invitarlos a pasarse por nuestra sección Taller Literario, donde encontrarán un montón de textos enfocados en la gramática y la ortografía española.

La Revolución rusa y su grafía

Este año se cumple el centenario de la Revolución rusa, parece un buen momento para apuntar algunos aspectos respecto a la grafía de algunos términos vinculados al movimiento revolucionario obrero por excelencia.

Respecto al nombre, si bien generalmente se escriben ambos términos que lo conforman con letra mayúscula, es incorrecto. Según lo descubrimos en la Ortografía Académica, tanto sustantivos como adjetivos que forman parte de las revoluciones deben escribirse con mayúsculas, salvo que representen a las nacionalidades de los que ciudadanos que las llevaron a cabo. De este modo, diremos “Revolución de Octubre” pero lo correcto será escribir “Revolución rusa”.

Por otra parte, el sustantivo ‘sóviet’ debe escribirse con tilde y si deseamos utilizarlo en su forma plural deberemos agregar ‘s’. De todas formas, debemos aclarar que, como en algunos países latinoamericanos, este sustantivo puede pronunciarse de forma aguda en lugar de llana, en la última edición del Diccionario académico, se permite la grafía sin la tilde ortográfica siempre y cuando la pronunciación se corresponda con ella (es decir, que el acento recaiga sobre la última sílaba). Respecto al plural, en ambos casos agrega ‘s’.

Por si hiciera falta aclararlo, este concepto sirve para hacer referencia a una cámara de representantes del gobierno nacional de la Unión Soviética, conformado por obreros, soldados y otros trabajadores y ciudadanos.

Matrimonio homosexual, mejor que igualitario

Pasemos ahora al concepto de ‘matrimonio igualitario’ y sus diferencias con ‘matrimonio homosexual’. Según leemos en la web del español urgente el concepto de ‘matrimonio homosexual’ es más apropiado que el de ‘matrimonio igualitario’ si deseamos referirnos a los enlaces entre personas del mismo sexo.

Si bien en ambos casos se entiende el sentido de la frase, el concepto de ‘igualitario’ está vinculado a cualquier tipo de igualdad entre personas; es decir, no se vincula específicamente con la igualdad sexual sino que puede referirse, en el caso de los enlaces, a las relaciones entre personas de diversa clase social o nacionalidad.

Por esta razón se prefiere el uso de ‘matrimonio homosexual’ o ‘matrimonio entre personas del mismo sexo’ donde estamos haciendo referencia específicamente a la igualdad de sexos en lo que respecta a las uniones matrimoniales.

Maratón, femenino y masculino

Otro tema. Algunas palabras en nuestro idioma pueden emplearse tanto en masculino como en femenino; así ocurre con el término ‘maratón’. Si bien en sus orígenes era una palabra de tipo masculino, con el correr de los años y debido a la influencia del género de ‘carrera’, comenzó a utilizarse también en femenino. Al día de hoy ambas formas se consideran válidas por la Ortografía Académica.

En el Diccionario de la RAE leemos que el término ‘maratón’ sirve para referirse tanto a las carreras de resistencia de tipo pedestre como a las competiciones en las que se realizan este tipo de carreras o determinadas jornadas de actividad intensa o larga. Debemos tener presente que la grafía ‘marathón’ es incorrecta.

En lo que respecta a las personas que participan en este tipo de pruebas, se acepta tanto el término ‘maratoniano’ como ‘maratonista’. El primero de estos conceptos puede servir también para referirse a todo aquello vinculado con el maratón, mientras que el segundo es específico de las personas que compiten en este tipo de carreras.

Y hasta aquí los apuntes ortográficos de hoy. Sin lugar a dudas cuanto más aprendemos de las reglas ortográficas mayor es la sensación que tenemos de saber poco. Por esta razón necesitamos abrir bien los ojos y prestar absoluta atención a todo lo que decimos y escribimos. Y estar al día con las normas ortográficas del español es una buena estrategia para alimentar nuestro lenguaje y expresarnos con claridad.

Comentarios2

  • edithsuarez

    Muy interesante y útil

  • Rapsodico

    Qué razón tienes, Tes. Cuando dices: "Sin lugar a dudas cuanto más aprendemos de las reglas ortográficas mayor es la sensación que tenemos de saber poco". Esa es la sensación que me ha quedado al terminar de leer tu artículo. Me has abierto los ojos sobre cuestiones cotidianas pero que desconocía por completo. Un abrazo.



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.