Volodia Teitelboim se encuentra en grave estado

Desde hace más de dos semanas, el escritor chileno Volodia Teitelboim se encuentra internado en el Hospital Clínico de la Universidad Católica por graves problemas de salud. El jefe de la Unidad de Cuidados Intermedios del recinto, Dr. Francisco Javier Larrondo, señaló ayer que el intelectual y ex dirigente comunista “se encuentra en este momento en un sopor profundo, eso quiere decir que está mucho más dormido y que ya prácticamente no responde a estímulo”.

Volodia TeitelboimEl médico explicó que Teitelboim está, “desde el punto de vista respiratorio, estable; no ha tenido ningún empeoramiento ni una mejoría. Desde el punto de vista renal, se mantiene con la misma gravedad”.

Su hija Marina, quien se encontraba en Polonia trabajando para el servicio exterior del Estado chileno, regresó a Santiago para visitar a su padre. Aunque los médicos decidieron restringir las visitas ante el agravamiento de la salud del escritor, Marina fue autorizada a estar treinta minutos a solas con su padre. La diplomática envió un comunicado a los medios, donde solicitó “comprensión” por no responder a sus requisitorias.

En los últimos días, la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, homenajeó públicamente a Teitelboim. “Todos conocemos muy bien a Volodia como una figura destacada de nuestras letras”, aseguró la mandataria. Bachelet aprovechó, en la entrega de los Premios Nacionales 2007, para expresar “un cálido homenaje en representación del Gobierno”.

Volodia Valentín Teitelboim Volosky, nacido el 17 de marzo de 1916, es hijo de inmigrantes judíos. A los 16 años ingresó a las Juventudes Comunistas y luego cursó estudios de derecho en la Universidad de Chile.

En 1965 fue electo senador por Santiago, cargo que ejerció hasta el golpe de Estado de 1973, cuando debió exiliarse en Rusia.

Su carrera literaria, formada por obras como “El amanecer del capitalismo. La conquista de América”, “Hijo del salitre”, “El pan de las estrellas”, “El corazón escrito” y “Noches de radio”, le valió reconocimientos como el de los Juegos Florales de 1931 y el Premio Nacional de Literatura de Chile de 2002.



Debes estar [email protected] para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.