Alek Hine

QUIMERA



Proyección humanal es el mítico Dios,
y la vida fugaz, su evidente raíz,
la noción del final y su amargo sabor,
la experiencia brutal que se estrella en la faz,
la innegable verdad del adiós postrimer.

Se comprende también —por la misma razón,
un intento banal de matar el temor
y el anhelo de ser eviternos, sin fin—
la quimera, ficción, fantasía febril:
La ilusión de dormir, con el sueño esperar,
en la fosa yacer y los ojos abrir
—con sorpresa quizás—y lo inmundo mirar;
revivir, respirar, de lo infecto sanar,
recobrar el vigor, recordar y sentir
y los miembros mover y de nuevo palpar,
la tiniebla dejar, de la tumba salir,
levantarse y andar, y, sin alas tener,
remontar, ascender al lugar celestial,
al empíreo de paz del humano magín,
y quedar, habitar con el Ser divinal,
sin jamás fenecer, sin volver a morir.

Saturday, February 25, 2012

Comentarios4

  • David Pech

    Magistral.... un poema hermoso de leer, Saludos

    • Alek Hine

      Muy agradecido, Pech, por tu sensible lectura y tu comentario. Saludos vitales.

    • Amorina

      Excelente, muy muy bien logrado

      • Alek Hine

        Me honra tu visita; gracias por ello y por tus palabras. Vitales saludos.

      • Ludvaldo

        "y la vida fugaz, su evidente raíz,"

        ¿Y cuál es la raíz de esa raíz?

        Excelente poema.

        • Alek Hine

          Las estrellas, que fabrican los materiales de que se compone la vida. Las leyes de la Física y de la Química se encargan de configurar los átomos de forma que dan origen a la vida en todas las galaxias. Aquí lo digo de manera poética con esta décima de rima asonante que publiqué en este mismo espacio el 5 de junio de 2014:

          HIJOS DE LAS ESTRELLAS

          Es antigua nuestra sangre,
          los vitales elementos
          que conforman nuestros cuerpos,
          en los hornos estelares
          se cocieron como panes;
          a los astros y su muerte
          se conectan nuestros genes,
          ¡en el cielo está su estirpe!
          —literal es el origen—,
          ¡somos cósmica progenie!

          Te agradezco y te saludo.

          • Ludvaldo

            ¿Y cuál es la raíz de esos materiales que componen la vida?

          • Hay 3 comentarios más

          • Jose Areli

            Saludos Ale, me llama mucho la atención lo que escribiste sobre la rítmica de tu poema, yo no sé nada sobre eso pero me interesa conocerlo y me parece que tu lo manejas bastante bien ¿Me puedes recomendar algún texto que me pueda enseñar algo del tema?

            • Alek Hine

              Areli, me puse a buscar someramente en Internet alguna posible página sobre el tema, pero no encontré nada. Si realizas una busca más amplia que yo, quizá logres hallar algo; pero si no, solo tienes que fijarte bien en mi comentario sobre el poema; allí está la información necesaria, solo hay que ir a las definiciones y atraparlas. Incluso en mi comentario señalo en qué lugares del verso van los acentos rítmicos (las sílabas tónicas).

              Si después de ir a las definiciones y observar el tipo de verso en mi composición te quedaren dudas, puedes consultarme privadamente si lo deseas, que yo con gusto te ayudaré a despejarlas.

              Agradezco tu interés y te saludo cordialmente.



            Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.