Alma Rosa Marteño

EXORDIO MATERNO


AVISO DE AUSENCIA DE Alma Rosa Marteño
Entro eventualmente, pero siempre contesto los comentarios. Agradezco el tiempo que me obsequias al leerme.
Un abrazo.

cada noche mueres,

mi vientre te da el sepulcro

en cada par de manos que me toman,

en cada aliento que no es de vida, que no es fecundo.

Mi entraña ligera, mi pecho no lleno,

mi vida por ahora infértil,

vacía de ti.

Pero

no has de llegar,

tienes que seguir muriendo,

en este momento, no está tu momento.

No te he visto en ningún rostro, urdirte no puedo.

Estás condenado a perecer en estas horas,

mi cuerpo, aún no es tu cuerpo,

no me odies por eso.

Yo

créeme, te quiero.

Así, descuida corazón mío

que seguiré buscándote, y hallaré

en éste o aquél, tu cara, mi sonrisa, tu cuerpo.

¿Quién será él? ¿a quién amaremos?

Sigue muriendo, hasta que llegue

él, hasta que llegues

tú.

 

Comentarios4

  • Luis E. Calderon Romero

    Que belleza, Alma Rosa.-Cariños.

    • Alma Rosa Marteño

      Gracias por leer y comentar 🙂
      ¡Saludos!

    • El Hombre de la Rosa

      Hay versos que se forman ellos solos, cuando la pluma escribe maravillada tan hermosas estrofas, estimada y preciada Alma Rosa
      Un placer haber leido tus versos
      Saludos de amistad
      El Hombre de la Rosa

      • Alma Rosa Marteño

        El Hombre de la Rosa, muchas gracias por tu comentario, agradezco tus bellas palabras.
        ¡Mi aprecio Poeta!

      • Verano Brisas

        Alma Rosa: Muy interesante y sugestivo tu poema.
        Va mi cordial saludo.

        • Alma Rosa Marteño

          Saludos cordiales Verano Brisas.
          Agradezco tu comentario.

        • Alek Hine

          ¿Qué podría decirse ante esta maravilla? Que es producto de la sensibilidad y de la inteligencia. Enhorabuena por eso, Alma Rosa. Saludos.

          • Alma Rosa Marteño

            Te agradezco tan bello comentario.
            Me da alegría que te guste, valoro mucho tus comentarios poeta.



          Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.