Martha Lucía González Uribe

EL TRECE (13) DE JULIO

(Escrito y cerebrado - planeado

desde hacía 7 días.)

 

El 7 de julio de 2.018  

ELLA LO PLANEÓ TODO

con absoluta frialdad 

FUE SAGAZ Y MINUCIOSA

HASTA EL DETALLE MÁS PEQUEÑO

LO TUBO EN CUENTA

Y, llegó la desolación,

el Horror, el maltrato sofisticado,

ese que nunca te imaginas

la pesadilla...

Como por sorpresa

se tomó, para ella sola

con su amiga,

el que había sido

su hogar.

Su hogar de las dos

lleno de minuciosos

detalles de Amor

y Delicadeza.

Hace ya, doce duros años,

Interminables...

Demasiados para que haya reparación.

Porque ella sigue, 

como si fuese experta

en el alma humana y,

en su psiquismo,

emitiendo rótulos diagnósticos

para los que no tiene 

formación,

ni licencia.

De su padre heredó

el autoritarismo,

el creer que sabe

y, que puede opinar

acerca de todo...

 

Con amor auténtico

no se cometen abusos contra

la persona amada.

Con posesividad, 

Con integrismo,

con egoísmo,

con intolerancia:

se abusa de muchos

modos, de quien

se dice amar.

 

Los oídos aguzados:

ruido de cadenas,

de gritos espeluznantes,

luces amarillas y rojas,

barrotes en las minúsculas

ventanas.

 

Habrá muchos modos de matar pero,

ella escogió el peor,

el más doloroso,

Retorcido

y sofisticado.

Al parecer,

nunca se arrepintió

volvería a hacerlo.

 

Si existe Dios,

Para ella,

Ojalá se apiade de su alma.

Le abra los ojos

y, pueda ver

con claridad,

distinguiendo

El bien del mal.

 

Y si es así,

repare todo

el daño hecho

al ser que le dio:

LA VIDA.

8:46, a. m.  del 20 de julio de 2.018.

Ver métrica de este poema
  • Autor: Martha Lucía González Uribe (Seudónimo) (Offline Offline)
  • Publicado: 20 de julio de 2018 a las 04:12
  • Comentario del autor sobre el poema: El conocer de primera mano, un trágico hecho, motivado por los celos incontrolables de una hija y de un ex marido. Aquí recuerdo el horror vivido por Camille Claudel, a la muerte de su amado padre, con el alma lacerada, entra en su propio taller de escultura y, se desahoga, rompiendo con un mazo dos de sus esculturas. \r\nSu hermano, Paul, poeta y diplomático, representaba a Francia, como embajador en USA. Viaja a París para el entierro y, se entera de la reacción de Camille, hace uso de la autoridad que tiene, se presenta en el taller de Camille con dos ambulancias psiquiátricas, la hace apresar, le ponen, sin necesidad, una camisa de fuerza y, la encierran en un manicomio de la Beneficencia francesa. \r\nAllí la abandonan de por vida, escribía cartas a su amado August Rodín el famoso escultor, fue su maestro, era su amante y, está demostrado que se apropió de muchas esculturas de ella, haciéndolas pasar por suyas...\r\nMurió encerrada, después de 30 años de sufrir todo tipo de vejaciones sexuales, maltratos físicos y, sufriendo por el abandono de sus hermanas y de toda su familia: no tuvieron ni un ápice de compasión.\r\nLa Fundación Juan March, investigó los hechos y, por fin se hizo en Madrid, una maravillosa exposición de sus esculturas. Se le hizo un gran homenaje, se le hizo justicia. Trajeron una escultura preciosa, tamaño natural \\\"Le Valse\\\", la disfruté mucho, fui todos los días a disfrutar de la visión y el sentimiento de cada una de sus obras.
  • Categoría: Familia
  • Lecturas:


Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.