Maria L

Perpetuidad

Te vi venir

traías la muerte

entre las manos,

te saludé como pude

traías también

la muerte sobre los labios;

y nos quedamos así

callados y apartados

vos con los ojos amantes,

temeroso de tocarme,

y yo con ganas de

meterme en tu boca

y luchar lengua a lengua

por tu vida y nuestro cuerpo.

Quitarse las manos

en favor de otras manos

inclinar una palabra sobre otra

para salvar labio verbo y beso,

dícese del amor que no sabrá

de la palabra muerte

ni del sabor a espanto.

Comentarios5

  • Armando Luna Pineda

    Saludos mi amiga gusto leer su poema, gracias a Dios que esta Viva y compartir ese poema.

  • liborio cantillo

    Poema lleno de pasión y desenfreno para seguir viviendo
    Saludos amigables

  • Maria Auxiliadora

    Lo he leído varias veces y aún no puedo descifrar totalmente lo que he sentido. Parece un eco que cae en cascada y me hace temblar. Una manera de morir; sí, así fue.
    Como siempre en tu poesía a veces sobran las palabras.
    Gracias Mari, por compartir, por estar.
    Un fuerte abrazo.

  • Wellington Rigortmortiz

    que maravilloso, es genial.

  • José de Jesús Camacho Medina

    Profundo!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.