la negra rodriguez

RELATO FAMILIAR

RELATO FAMILIAR

Por ser una familia numerosa, que nos manteníamos siempre en torno a la figura de padre y madre a pesar de  que todos los hijos ya teníamos nuestras propias familias,  acostumbramos a nuestros hijos a mantenerse en la misma línea. Por lo tanto muchas de las anécdotas que vivieron nuestros hijos cuando pequeños giran alrededor de la casa de sus abuelos.

La siguiente historia la protagonizaron tres  primas:

María Luisa  mi hija, Lupita  y Betsy  mis sobrina.

María Luisa tenía la  costumbre de comerse las flores llamadas “peregrinas” que mi padre cultivaba en el jardín de su casa. Una tarde, estando reunidas, las tres niñas en  dicho jardín. Entro  a él  de manera sorpresiva, una chivita (cabrita), cuyos dueños, vivían en frente de la casa y empezó a comerse las flores y las hojas de la mencionada planta. María Luisa, enojada no sé  si por defender el jardín de sus abuelos o “su comida”, empezó alanzarle piedras a la chiva. Lupita, la mayor de las tres,  defendiendo a la chiva le recriminaba a  su prima la más pequeña, para que deje la agresión contra  el animalito, pero ésta no hacía caso y seguía en su ingrata tarea. En un momento  la chivita ya no soportó más y empezó a perseguir a las niñas que  entraron desaforadas al interior de la casa. La agresora subió  las escaleras y  se escondió en el cuarto de mis padres; Betsy se subió a a la mesa del comedor y desde ahí gritaba histérica ¡la vaca la vaca!; Lupita la que defendía a la cabrita  fue la más perjudicada porque  el animalito se equivocó de niña y pensó que su defensora era su agresora y  contra ella se fue con su cabeza inclinada lista para  usar  sus cuernos. Lupita se escondía detrás de  dos de sus tíos, pero la chiva no quería nada con ellos su objetivo era  atacar a Lupita que gritaba desesperada y junto a los gritos de  Betsy sobre la mesa eso se volvió un caos tremendo, hasta que llegaron los vecinos a llevarse a la chivita. Y cosa curiosa a quien consolaban era a  Betsy que estaba sobre la mesa gritando  ¡la vaca! Y no a la verdadera víctima dela equivocación de la chiva. Desde  entonces, Betsy se quedó con el apodo de  “la vaca”; a  Maluisa,- la culpable- no le pasó nada porque se refugió en el dormitorio de  mis padres a puerta cerrada y la defensora que se ha quedad con  eso de  defender  lo indefendible se quedó con el trama del ataque cabrístico.

¡Cosas de la convivencia familiar!

Comentarios18

  • bambam

    Hermoso relato negrita hermosa un gustazo leer tu relato está fabuloso
    besos
    bambam

  • kavanarudén

    Gracias mi negrita por compartir ese hermoso relato de tu familia.
    Para mi un signo de confianza y de nobles sentimientos cuando se quiere compartir algo tan íntimo como es la propia familia.
    Un gusto leerte mi querida amiga.
    Dios bendiga y proteja siempre a tu numerosa familia.

    Kavi

  • john morales arriola

    Es toda una historia familiar..
    Bello conocer más de su familia poetisa.

    Saludos

  • Violeta

    QUE LINDO AHIJADITA UNA BELLA HISTORIA EN RECUERDOS... QUE DAN SUS CHISPA DE RISA POR LO INOCENTE DE LAS PEQUEÑAS PRIMAS... SUSPIROS EN GRATITUD POR COMPARTIR TUS AÑORANZAS...BESOS

  • Yolanda Barry

    Hermodo relato coronela.un placer que nos compartas esas anecdotad un fuerte abrazo.

  • El Hombre de la Rosa

    Una hermosa y preciada historia familiar en bella prosa literaria estimada amiga Carmen...
    Un placer pasar por tu portal
    Saludos de afectoi y amistad
    El Hombre de la Rosa

  • Lucia Pastor

    Muy bello relato mi negri ...como balla es la familia...te felicito ..abrazossssss

  • Carmen Ubeda Ferrer

    ¡ Jajaja, bonita historia, la de las tres primitas !

    Saluditos de

    Carmen.

  • CARMEN DIEZ TORIO

    Me encantó tocayita leer esa historia familiar , y con ella me vinieron muchos recuerdos de mi infancia pues yo también me crie en casa de la abuela y como yo era la pequeñita de setecientos mil primos tu no veas jaaaaaa. Eres bella y bello son tus recuerdos.Te quiero mucho . Un beso

  • Gisela Guillén

    Simpática anécdota Negrita, me hizo recordar mi infancia.
    Un abrazo y que tengas linda semana

  • Hugo Emilio Ocanto

    Siempre que relatas un suceso familiar, lo haces con tanto amor...que enamoran tu sentir hacia ellos.
    Besos, querida Negrita.
    Hugo Emilio.

  • Samantha Sanz

    Interesante relato familiar negrita hermosa, asì es la vida en ocasiones pagan justos por pecadores.
    Un placer visitarte.
    Besos y abrazos.
    Sami. ;)

  • Edmundo Rodriguez

    Querida Silvia ,
    Cuanto aprecio
    este hermoso relato ,
    que mucha sabidurìa ,
    debe haber dejado
    en esas bellas niñas .
    Mi càlido Abrazo ,
    a toda tu amada familia .

  • KORO

    AJA...LA COME FLORES PASO SU SUSTO JAJAJAJAJA, MUY BUENO E INTERESANTE RELATO MI CORONELA, UN GRAN SALUDO AMIGA

    • la negra rodriguez

      PERO MAS SUSTO PASO LA DEFENSORA DEL ANIMAL JAJA QUE INJUSTICI DE LA CASUALIDAD A ELLA QUE LA DEFENDÍA LE QUISE EMBESTIR LA CABRA Y LUEGO COPNSOLARON A LA QUE MENOS PARTICPACION TUVO JAJA

      • KORO

        asi son las cosas, a ella fue que vio el animalito jajajajaja

      • gaston campano

        Sera porque ya somos abuelos que nos agradan las situaciones de los nietos, las distancias en la vida nos juntan en el cariño mutuo, En el entierro de un personaje muy conocido en la ciudad, se le dió la palabra para que despidiera a su abuelo, La chica comento:lo recuerdo por sus gracias, para m cumpleaños sin torta me regaló una salchicha, ella lo recordaba con cariño cómico en el momento mas trágico, abuelos y nietos son la mejor confabulación.

      • Margarita Dimartino de Paoli

        UN AMENO RELATO SOBRE LA TRAVESURA DE TRES NIÑAS Y LA AGRESIVIDAD DEL ANIMALITO ENOJADO.-

        UN BESO A LA DISTANCIA CON CARIÑO.-
        MARGARITA
        MAR DEL PLATA

      • Diluz

        Ay! es cierto que el que no corre vuela, y cuando las papas pelan lo que importa es escapar, ni tiempo para dudar, cada una por su lado lograron que la chivita no las pudiera alcanzar. Luego lo que es de esperar, confusiones a doquier, la del medio tuvo por bien ser el centro en la cuestión, y Lupita sin clamor por defender a la intrusa, se quedó sin un consuelo como pegadita al suelo. Ah! que fuera de María Luisa, de las tres la mas liera, subió por las escaleras a un refugio bien seguro, donde el abuelo y la abuela la libraran del apuro. ;) Con cariño va mi resumen de tremenda situación, que de solo imaginarlas me sonrío mientras revivo tantas anécdotas de mi niñez.
        Me encantó leer tu relato de familia.
        Un beso Negri y gracias por compartirlo.
        Diluz
        PD: Que belleza de niños y que carita de pillos!!! jajaja cuanta alegría te rodea!

        • la negra rodriguez

          Y a mi me encanto tu resumen que aunque esta escrito de seguido esta en versos jeje, esat historia siempre me la hacen contar en familia porque dicen que lo hago muy gracioso remedando a cada una, mi flaca con su voz de pito y lupita disfonica jaja

          • Diluz

            Tienes una vida muy rica, con tanta familia y niños, y en anécdotas sumando por igual! que dicha!

          • Hay 3 comentarios más

          • macridi

            Una simpática anécdota familiar con un poquito de tragedia para las niñas . De cosas simples se llenan los baúles de la memoria de los niños y cuando somos adultos éstos se abren y nos dejan sonrisas y nostalgias. Saludos y besos para los niños de tu familia. Me imagino a la cabra enojada y a la niña asustada. Pobrecita!!

            • la negra rodriguez

              jajaj lo recuerdan con añoranza y siempre hacenm que yo la cuentew dicen que lo hago con gracia jaja



            Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.