Raúl Daniel

A tod@s l@s poet@s del portal


AVISO DE AUSENCIA DE Raúl Daniel
Estimados amigos de Poema del Alma: Debido a vicisitudes muy extensas de relatar me vi alejado de la página, hoy intento regresar, paulatinamente iré subiendo algunos poemas que ya publiqué, por lo que les pido paciencia, pues es por ahora todo lo que puedo hacer, gracias por vuestra comprensión.

A tod@s l@s poet@s del portal:

Luego de la muy satisfactoria “Cruzada por la vida” que emprendimos con Silvi , y que apuntó a la preservación y defensa de la vida de nuestra raza desde el mismo comienzo de la existencia del ser humano, o sea en su gestación en el vientre materno, nos hemos unido una vez más para seguir defendiéndonos en los siguientes períodos de nuestro desarrollo como seres humanos: La Niñez y La Adolescencia.

Todos quisiéramos tener, haber tenido o que todos los niños tengan, un desarrollo feliz, medrando satisfactoriamente hacia una madurez plena, pero muchas veces esto no se concreta por muchos motivos: Ignorancia, intereses creados, etc...

Intentaremos ahora plantear algunas ideas, exponer nuestros criterios, consultar opiniones al respecto. Mostraremos lo que hemos visto o vemos, diremos lo que sabemos.

Como escritores comprometidos con la causa de la vida y la sobrevivencia armónica de los seres humanos, como individuos o naciones, no podemos guardar silencio e invitamos a quienes deseen a participar, ya sea con sus poemas, o cualquier forma literaria y con sus comentarios.

Felicito a todos los valientes que se animen a expresarse constructivamente y sin deseos contenciosos.

Gracias.

Muchas son las maneras de maltrato abandono y/o abuso de que son víctimas en sus tiernos años, niños y adolescentes.

Ya que la coronela tomó la iniciativa de mostrar la manera más conocida de esta ruin situación de indefensión de los que más deberíamos defender (que es la miseria económica) Yo comenzaré hoy mostrando otra faceta de maltrato físico y abandono emocional al que muchos niños son sometidos en sus propios hogares, y que traen serias consecuencias psicológicas y sociales en estas desamparadas criaturas.

 

Mi poema de Hoy:

 

Nadie te cuidaba...[1]

 

Nunca lo vas a comprender,

¿por qué deberías hacerlo?,

¿Acaso con eso podrías rehacer,

de tu vida, los hechos?

 

Tus noches angustias con tristes recuerdos,

tus días salpicas con fieros deseos...

tus noches y días de concupiscencia y sexo...

y le llamas vida... ¿será vida esto?

 

En ambas rodillas, aún guardas las marcas

de duras hebillas de cintos de cuero

con qué laceraban tu pequeño cuerpo...

(tu cuerpo... hoy juguete de hombres enfermos...)

 

Tu madre, más que una mujer, parecía un sargento,

y tu padre ausente, su alma en un  vidrio

con alcohol adentro...¡cuán fácil sacaba su cinto!

y te “corregían” por cualquier evento...

 

La mínima cosa, una mala nota,

una hoja rota, tres o cuatro gotas

manchando el mantel con leche o con sopa...

todo era motivo para el cruel castigo...

 

Insultos y gritos, cual si fueras tonto,

como si no oyeras cuando eras niño...

y te refugiabas en aulas lejanas,

o en el mágico cuarto de tus dos hermanas.

 

Cuando ellas no estaban, tocabas sus cosas,

te probabas sus ropas y tu boca pintabas,

porque te decías que mejor sería ser como una de ellas,

a las que por mucho, ¡menos castigaban!

 

Nadie te cuidaba...

 

Tú andabas buscando caricias o besos,

¡pero ni sabías que buscabas eso!,

hasta que te dieron algunos malignos

compañeros de clase, y un señor del barrio...

 

Hoy vas caminando, como siempre: solo,

rumbo a tu trabajo, un lugar obscuro de lujuria y tragos...

Tu cartera lila golpea tu falda, y tú te meneas, erguida tu espalda,

los aros te cuelgan saltando y brillando como si bailaran.

 

Tú crees que estás bien, que sobreviviste a tan malos tratos...

que, independiente, tomaste tu rumbo, te hiciste un destino...

tu senda, un camino en el libre albedrío...

 

Te llaman (algunos) con distintos nombres,

a ti ni te importa ni tienes cuidado...

No eres mujer, tampoco eres hombre...

¡eres el cadáver de un niño golpeado!

 

 


[1] ¡Cuánta violencia ocultan algunos llamados “hogares”!, ¡Cuántos niños maltratados no encuentran los modelos de conducta adecuados para imitar!, ni niñez ni adolescencia tienen, son mancillados por los mismos que deberían cuidar de ellos, pero ¡eso sí!, cuando el mal ya es irreversible, los catalogan, juzgan, y condenan, sin ninguna clase de misericordia ni amor. El que esté sin pecado ¡que tire la primera piedra!

Comentarios6

  • EDUARDO FAUCHEUX

    Admirables, ambos, por su cruzada. Es lo que les pone sentido a sus vidas.
    Los felicito!
    Muy buen poema!
    Agrego el enlace de un video relacionado:
    http://www.upsocl.com/inspiracion/un-pequeno-nino-dibujo2-algo-en-el-piso-cuando-me-di-cuanta-lo-que-era-quede-sin-palabras/

    • Raúl Daniel

      Gracias Eduardo por tu comentario. Vi el vídeo, a mí también me dejó sin palabras. Muy buen aporte el tuyo.
      Te pido que si tienes algo al respecto del tema que nos ocupa, nos los compartas..
      Un gran abrazo de amistad..
      R_D

      • EDUARDO FAUCHEUX

        Gracias Raúl, por tenerme presente en tu pedido. He recorrido algunos de mis poemas y, quizás, alguno de los siguientes enlaces cumpla con lo requerido.
        http://www.poemas-del-alma.com/blog/mostrar-poema-308302
        http://www.poemas-del-alma.com/blog/mostrar-poema-275904
        http://www.poemas-del-alma.com/blog/mostrar-poema-270553
        http://www.poemas-del-alma.com/blog/mostrar-poema-260611
        http://www.poemas-del-alma.com/blog/mostrar-poema-176067

        No sé si esto es lo que me pides o si hay otra cosa en especial.
        Quedo a sus órdenes.
        Un abrazo desde Argentina.

      • Hay 1 comentario más

      • El Hombre de la Rosa

        Una hermosa y especial llamada de atención para proteger a los niños de la Tierra de vuestra parte Silvi Y Raúl...
        Un abrazo de afecto y amistad:
        El Hombre de la Rosa

        • Raúl Daniel

          Gracias Críspulo, por engrandecer esta cruzada con tu participación y comentario..
          Un gran abrazo, hermano poeta..
          R_D

        • claudia07

          aplausos y felicitaciones es una gran batalla contra la violencia en los niños del mundo , abrazos

          • Raúl Daniel

            Muchas gracias Claudia, por estar a nuestro lado en esta cruzada, tu apoyo es importante, como son tus letras..
            Un gran abrazo..
            R_D

          • Raúl Daniel

            Eduardo, me gustó muchísimo tu poema, no sé como hacer para hacerlo entrar en este espacio, por eso lo incluyo aquí, espero que te parezca bien:

            DE LO AMARGO

            Estoy tranquilo en mi cálido dormitorio,
            solo, reposando plácidamente,
            arropado, música suave,
            recostado y en paz,

            pensando o soñando si no es algo ilusorio...
            Pero esto no es así, indudablemente.
            Ya que surge, como una grave,
            incómoda y fugaz

            sensación, la angustia surge en la obscuridad
            tomando conciencia del frio exterior...
            Donde en la calle y en sus sombras,
            un niño está temblando,

            hambriento, acurrucado; en él hay soledad.
            Tiene frío... pide ayuda su temblor,
            acostado en la vieja alfombra,
            sufriendo y olvidado.

            Su silencio es un grito de auxilio a esta gente,
            la que pasa ignorante, presurosa,
            sin mirar, junto al débil niño,
            el que tiembla, a su lado

            y que de soslayo lo mira, indiferente
            (será porque ellos andan en sus cosas)
            ya que hemos perdido el cariño
            él, aún, no ha cenado.

            ¿Su alfombra? Un montón de diarios y de papeles.
            Casi inexistente su vieja ropa.
            El pobre por eso tirita.
            Con lágrimas, implora.

            ¡Que se detenga pronto el frío de estos niveles!
            Vendría bien una caliente sopa...
            ¡Pobre niño! Ya ni medita.
            El niño solo llora.

            ¿Qué hacer? Y yo, en mi cálida comodidad,
            que estoy tan bien arropado en mi lecho,
            he comido, estómago lleno,
            y el corazón contento.

            Como toda la gente, con seguridad,
            yo vivo para mí, estoy al acecho;
            es natural y no está bueno
            -eso ya lo presiento-

            que poseer dinero, lujo y bienestar,
            más, dejando de lado esos detalles.
            Solo es un niño tembloroso,
            uno más, inocente...

            Total... quizás, algún otro lo va a ayudar
            con una moneda al niño en la calle,
            el pequeño chico mocoso,
            pobre humano indigente.

            ¡Amigos! ¿Qué será de él? ¿Cuál será el futuro?
            ¿Qué obtendremos? ¿Un ladrón, asesino?
            Imagino que será duro
            su inhóspito destino.

            ***

            Eduardo Faucheux.
            15-09-2013


            Lee todo en: Poema DE LO AMARGO, de Eduardo Faucheux, en Poemas del Alma http://www.poemas-del-alma.com/blog/mostrar-poema-260611#ixzz3AyOkdh1v

            • Raúl Daniel

              Sí, Edu, totalmente de acuerdo contigo. Justamente yo trabajo la mayor parte de la semana en un cruce de avenidas donde ofrezco mis poemas a los automovilistas que se ven obligados a detenerse por el rojo del semáforo (y me compran).
              Soy un vendedor igual que los otros que están ahí, con bananas (plátanos), loteria o limpiando vidrios.. Sí, esos marginados, niños e indígenas mendigos, también están ahí, son mis compañeros de soles y lluvias.
              Por eso me interesan, yo no los veo desde un cómodo sofá en mi sala por medio de una TV. ni al pasar con mi auto a través de una ventanilla cerrada y polarizada (ni siquiera tengo auto).. Ellos son mi prójimo..
              Pero no son los únicos que llaman mi atención, existen muchas maneras de abuso o desprotección, qué, como yo ando por la calle y la calle es mi oficina, mi taller y mi puesto de ventas, los veo a diario:
              Travestis, prostitutas y otros.. niños, sí, o si prefieres llámalos adolescentes o menores, como quieras..
              Pero a mí no me son lejanas noticias.. son mi prójimo..
              Gracias por participar y aportar ideas, por ayudar a esclarecer.. para esto es que iniciamos esta campaña con la negra rodriguez.. para esto.
              Un gran abrazo..
              Raúl Daniel

              • Raúl Daniel

                Tu análisis es perfecto, me da gusto lo que escribes y es la realidad, te entiendo y veo que me entiendes.. ¡Claro que no vamos a cambiar el mundo! Pero sí le vamos a decir en la cara ¡que nos da asco! y sin miedos.. y con la conciencia limpia..
                Un gran abrazo, y, por favor, sigue participando.
                R_D

              • la negra rodriguez

                rAÚL ES TAN REAL LO QUE ESCRIBES EL MALTRATO ES TREMENDO EMN ALGUNOS HOGARES PERO HYA OTROS TIPOS DE MALTRATO QUE EEN ESTE CASO NO ENTRA EL AN ALISIS, PUES SEGUIREMOS EN ESTO Y BUENO LOS COMENTARIOS ESCAOS PERO MUY BIEN ALAIZADOS, ES UN EXITO.
                BESOS.

                • Raúl Daniel

                  Amiga querida,el abuso, la desprotección y el maltrato a la niñez y adolescencia es tan horriblemente variado y sus matices tan asquerosamente sofisticados, que será interminable el muestreo y análisis de todos. Yo espero y anhelo, que los muchos poetas y poetisas de los distintos países, aporten sus propias realidades, pues cada país es un mundo, aunque este tema que nosotros hemos convocado a tratar, aunque sea con distintos matices, es en todas partes, igual o muy parecido.
                  Explotación laboral, maltrato familiar, abuso sexual, tráfico de niños y adolescentes para prostitución, abandono familiar y estatal, secuestros de niños para tráfico de órganos, casamientos obligados de niñas o jovencitas, generalmente con hombres mayores que ellas, y la lista sigue..
                  Ruego a Dios que nos de fuerza para poder seguir..
                  Un abrazo..
                  R_D

                • santos castro checa

                  Realmente impactado por la crudeza de tus propios comentarios, y el poema en sí, amigo Raúl Daniel, reflejan la dura realidad de los marginados, de los que en esta sociedad somos la vil mueca del olvido y del desprecio de aquellos insensibles, que no se conduelen del dolor humano, ni se conduelen de los frágiles e inocentes niños y niñas que han sido y siguen siendo sometidos al más ruin de los vejamenes, de las torturas, de la degradación de valores, por el consumismo y el enriquecimiento ilícito, por los degenerados que abundan hasta en las propias familias, y que actuan a vista y paciencia por las autoridades que han perdido autoridad o porque ya son unos pervertidos y amorales (los que no tienen ni idea que es la moral).
                  Sabemos, amigo Raúl Daniel, que el silencio nos hace complices y desde aqui felicito la humana labor emprendida por tan generosos compañeros como son Silvi y tú, compañero. Los que ganan, al final, que sean nuestros niños y adolescentes que tanto necesitan de esta sociedad y de tan nobles almas que lo entregan todo sin pedir nada a cambio, sino elevar nuestra voz de protesta y rogar, con esfuerzo y trabajo que Dios se acuerde de este planeta y sociedad decadente y nos devuelva la fe y esperanza en un futuro de paz y felicidad imperecedera ¡suerte, hermanos en el olvido!

                  Abrazos del alma amigos: Silvi, Raúl Daniel, y todos los que lean este mensaje.

                  • Raúl Daniel

                    Santos, amado hermano, tus palabras son tan ciertas y tan reales que me has conmovido.. Te digo que aunque sigan masacrándonos, los humildes debemos ponernos de pie y decir nuestras protestas, denunciar los crímenes..
                    Dios nos ve a todos..
                    Gracias por el apoyo y el estímulo..
                    Un gran abrazo..
                    R_D



                  Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.