macridi

Una abuela como tantas (Obrita para teatro)

Una abuela como tantas”

Personajes:

            -Abuela: Luisa

            -Amiga: María (voz)

            -Nieta: Ana

            -Hija: Marta

            -Esposo de Marta: Juan

 

I Acto

Son las cinco de la tarde. La escena se desarrolla en la cocina de una casa de familia de cualquier ciudad uruguaya. Doña Luisa bate en un bols para hacer una torta, mientras toma mate.

(Suena el teléfono.)

-Luisa: Hola ¿Quién llama?

-María: Hola, soy María. Te llamo para que vengas a casa a tomar mate.

-Luisa: Muchas gracias, pero no puedo ir. Estoy haciendo una torta para esperar a mi gente que está por llegar.

-María: Bueno, te entiendo, pero mañana no me falles, voy a hacer tortas fritas.

-Luisa: Mañana te llamo. Besos.

-María: Hasta mañana, que descanses.

(Llega la nieta del gimnasio)

-Luisa: ¡Hola mi nena! ¿cómo has pasado hoy?

-Ana: Como siempre abuela, ¿qué querés que te cuente?

-Luisa: Yo que séee… lo que quieras… Hoy he estado todo el día sola, si no fuera porque escucho la radio… aquí arriba, estoy como en el fin del mundo.

-Ana: ¡Qué exagerada sos abu! ¿Por qué no salís a pasear?

-Luisa: Ganas no me faltan, pero… ¿a dónde podría ir?

-Ana: A caminar, a la casa de alguna amiga, o a hacer gimnasia, yo que séee.

-Luisa: Ja ja ja. ¡Ay nena!… ¿Cómo voy a ir a hacer gimnasia?

-Ana: ¡Qué rico olor!

-Luisa: Es la torta que está en el horno para que comas con la leche… No sé qué querrán comer esta noche…

-Ana: Abu….esta noche me quedo en lo de Antonella porque vamos al baile.

-Luisa: ¡Cuidate nena! ¡No tomen alcohol!

-Ana: (en tono confidencial) Abu…. ¿tendrías algunos pesitos para mí? A papá no le puedo pedir y mamá no ha cobrado.

-Luisa: Voy a ver si hay algo… no te olvides que ya te di el viernes pasado y faltan varios días para cobrar mi pensión.

-Ana: (Se acerca y la abraza) Abu, fijate, antes de que vengan así no se enteran que te pedí.

-Ana: (sonriente) ¡Yo te quiero abu!

-Luisa: Callate zalamera, ¿qué no te daría yo?... Pero… desearía verte con tus estudios terminados y con tanto baile y televisión no sé si lo veré.

-Ana: No te preocupes, vos preparame la leche, dame lo que te pedí y no pienses más.

-Luisa: Bueno, voy a ver… (sale al dormitorio)

(Ana pone un CD de rock)

-Luisa: ¡Nena! ¡Bajá el volumen por favor!

(Llega la hija con el marido del trabajo)

-Marta: (en tono de disgusto) Hola ¿Hiciste torta? Bueno… comeremos aunque me haga engordar.

-Juan: ¡No comas, si querés cuidarte tanto! ¿Qué comiste en el trabajo?

-Marta: Café con sándwiches.

-Luisa: Tomás mucho café, nena.

-Marta: ¡No te metas!... andá al cuarto a mirar la novela.

-Luisa: Si… tenés razón.

-Juan: Yo comí algo que me convidaron, así que no voy a comer por ahora.

-Ana: ¡Hola ma! ¡Hola pa! (los besa). Ya les aviso… que hoy me quedo en lo de Antonella.

-Juan: ¿Por qué?

-Ana: Porque vamos al baile…

-Juan: ¿Otra vez? ¿No fuiste la semana pasada?

-Ana: ¿Y qué? Todos los viernes hay baile.

-Marta: Yo no tengo plata… ¿vos Juan?

-Juan: Yo no tengo y si tuviera tampoco le doy, tiene materias bajas y hasta que las suba no hay más plata.

-Ana: Antonella me paga… a ella le regaló la abuela para las dos.

-Juan: Hacé lo que quieras.

-Marta: (enojada) Yo ya te hablé, ¡así que sabés lo que tenés que hacer!

-Ana: Voy con la Abu.

-Juan: Marta, apurate, vamos a hacer las compras, que quiero leer el diario tranquilo.

-Ana: (zalamera) ¿Y abu?, ¿tenés lo que te pedí para tu nietita que te adora?

-Luisa: Sabés que la abuela siempre tiene pesitos guardados, pero ya no hay más. Así que si vas hoy… el viernes que viene no tengo para darte.

-Ana: (abrazándola y besándola) ¡Sos divina abu! ¡Te quiero! ¡Te conseguiría un novio!

-Luisa: Nena, ¡no seas loca!... Bueno, a ver… ¿qué te vas a poner?

-Ana: Lo que me compré para el cumpleaños de Sofía.

-Luisa: Te queda muy lindo… llevá un abrigo.

-Ana: Si abu, no te preocupes.

-Luisa: Voy a mirar mi novela hasta que vengan tus padres con las cosas.

-Ana: Si, aprovechá.

(Se baja el telón)

II Acto

(Llegan Juan y Marta con las bolsas de las compras)

-Marta: Mamá, nosotros vamos a comer pizza. Vos tomá un café con leche y acostate.

-Luisa: Tenés razón.

(Suena el teléfono y lo atiende Juan)

-Juan: Doña, es para usted.

-Luisa: Hola, ¿quién es?

-María: Soy María… te llamo para decirte que me anoté para ir a gimnasia y otras cosas. ¡Quiero que vengas conmigo!

-Luisa: ¿Dónde? ¿A qué hora?

-María: Además hacen reuniones y bailan. Yo estoy muy entusiasmada. Me dijo mi cuñada Raquel que pasan precioso!!

-Luisa: Yo no sé si podré, tengo que hacer.

-María: ¡No te permito más excusas! Mañana te espero a las nueve y te anotás conmigo.

-Luisa: No sé que dirá mi hija.

-María: Diga lo que diga… ¡te llevo!

-Luisa: ¡Qué entusiasmo María! ... Bueno, mañana vemos… ¡que duermas bien!

-Ana: Chau Abuuu, hasta mañanaa...

-Luisa: Dame un beso y cuidate mucho.

(Baja el telón)

III Acto

(Doña Luisa se levanta luego que Marta y Juan han salido para el trabajo. Prepara el desayuno y mientras lo toma habla consigo misma)

-Luisa: ¿Qué hago? ¿Voy a lo de María? ¿Y si se enoja Marta? Bueno… podría ir y ver qué pasa. La verdad que algo tengo que hacer. Tiene razón María. Además, los otros días un médico hablaba por radio y decía que todos tenemos que hacer ejercicio. Si hasta me lo dijo Anita… que fuera a caminar, o a hacer ejercicio. Y estoy tan dura, por estar acá arriba y no salir ni a hacer los mandados. ¡Tienen razón! Voy a ir, digan, lo que digan, (se levanta tarareando)

“Digan lo que digan, digan lo que digan, los demás”

(Se dirige al teléfono)

-Luisa: Hola, soy Luisa, te llamo para decirte que voy para tu casa, así salimos a caminar.

-María: ¡Bueno! te espero.

(Luisa se mira en el espejo, se persigna y sale.)

(Suena el teléfono y nadie atiende.)

(Baja el telón)

IV Acto

(Llega Luisa con algunas bolsas de tienda)

-Monólogo de Luisa: ¡Qué lindo pasé! ¡Qué suerte que salí! ¡Qué cambiada está Juanita! Hacía tanto que no la veía… Bueno, y ahora… a cocinar, antes que venga la nena. Un poco de arroz con sardinas y huevos; se hace rápido y es nutritivo. Así que… la clase de gimnasia es el martes a las 14 horas. ¡Voy a anotar para no olvidarme!, y la clase de manualidades el jueves a las 15.

(Mientras anota en la pizarra colgada en la pared de la cocina, llega la nieta)

-Ana: Hola Abu, voy al cuarto a escuchar música.

-Luisa: Buen día mi amor… ¿cómo te fue?

-Ana: Bien.

-Luisa: Me alegro.

(Llega Juan)

-Juan: Buen día, Doña.

-Luisa: Buen día, Juan. ¡Qué lindo día!

-Juan: ¿Hay agua caliente en el termo?

-Luisa: No, hoy no llené porque no tuve tiempo.

-Juan: No importa.

(Llega Marta)

-Marta: Hola, (besa a Juan y se dirige a Luisa) ¿Qué comemos hoy?

-Luisa: Arroz con sardinas y huevos.

-Marta: ¿Te levantaste tarde?... Hoy no atendiste el teléfono.

-Luisa: No… salí un rato.

-Marta: (mirándola asombrada) ¿Saliste? ¿A dónde?

-Luisa: (con tono alegre) Fui a caminar y conversar con María… Conversamos de todo un poco, después anduvimos por la peatonal haciendo unas compritas.

(Mientras, extiende el mantel, ubica platos, cubiertos, servilletas, vasos y panera. Entra Ana)

-Ana: ¿Qué compraste abuela?

-Luisa: Ahora les muestro… (Va y trae las bolsas)

(Ana, Marta y Juan se acercan a la mesa. Luisa extrae un pantalón deportivo y un sombrero)

-Marta: (muy asombrada) ¿Y eso? ¿Dónde lo vas a usar?

-Luisa: (sonriendo) Esperá un poquito…

(Luisa abre la otra bolsa y saca un par de zapatillas)

-Ana: ¡Qué buenos Abu!

-Luisa: ¿Les gusta mi compra?... Es lo que me faltaba para ir a la gimnasia y a caminar.

-Marta: ¿Y cuándo vas a salir?

(Luisa señala la pizarra)

-Luisa: Ahí están los horarios para no olvidarme.

-Ana: (abrazándola) ¡Bárbaro Abu! ¡Te me estás rejuveneciendo!

-Luisa: No pretendo eso, sólo mejorar la calidad de mi vida y ser un poco más  feliz.

-Juan: Me parece muy bien.

-Marta: (preocupada) ¿Y quién se encarga de la casa?

-Juan: Lo haremos entre todos.

            A ver… alcanzame la pízarra…

             ¡Yo haría las compras para la comida!…

             Vos Anita… podrías colaborar en la tarde… tender y recoger la ropa… yo que sé… cosas para ayudar a la abuela.

             Y  vos Marta, podrías cocinar de vez en cuando, ¡esas cosas ricas que antes preparabas!

              ¿Qué le parece Doña?

-Luisa: A mí me parece perfecto... Es lo que hace la familia de María... Se organizan y todos son más felices.

-Marta: (se acerca y la toma de los hombros desde atrás) Yo no sabía que no eras feliz. ¿Por qué no nos dijiste?

-Luisa: (melancólica) No es eso hija, yo me entretenía haciendo las cosas… o mirando a las estrellas desde el balcón… así no extrañaba tanto a tu papá… pero, creo que ahora voy a estar mejor.

-Marta: Me alegra mamá… Bueno… ¡a comer entonces! y después nos organizaremos.

-Luisa: Anita… poné una de esas músicas que nos alegra el alma…

(Mientras se van ubicando para almorzar, suena la música de “Lo mejor del silencio” y lentamente baja el telón).

Comentarios15

  • macridi

    Es un guión para ser representado (teatro) Fue seleccionado y premiado en el año 2008, El objetivo de la misma es la reflexión de cada uno de los integrantes de una familia como tantas, en las que una abuela, viuda, se ve relegada a la función de servidora y proveedora de la familia. Espero que les agrade y la puedan compartir con la familia y amistades, para seguir promoviendo los cambios necesarios, para mayor felicidad de los adultos mayores. macridi

  • claudia07

    precioso amiga me encanto .abrazos

    • macridi

      Me alegro. Gracias Claudia! Abrazos para vos también.

    • PoemasDeLaSu

      La verdad mi Cris, me emocioné mucho, y la conclusión es esta:
      nadie relega a nadie, si el otro no permite que lo releguen, esto pasa cuando no se tiene vida propia y se vive para y por la vida de los demás integrantes de la familia, fijate lo bien que hizo la protagonista que pudo, tuvo la capacidad de desprenderse y empezar a "vivir", es una muy buena manera de que te respeten como persona, además, en este caso, como abuela.

      Me encantó! y fijate que el desarrollo y la resolución es, además, de estar muy bien escrito, de una inteligencia especial, porque no es el típico melodrama de Tita Merello, con victimizaciones y esas cosas, sino con la capacidad tuya de demostrar, en definitiva, que se puede!

      Un abrazo enorme y te quiero y te admiro. Besotes mi linda!

    • macridi

      Qué lindo comentario mi querida hermanoamiga Su. Ojalá todos tuviésemos esa capacidad de resolución que tuvo esa mujer. Te confieso que hasta yo me asombré de haberle dado luz. jajajaja. Te quiero y extraño. Gracias por visitarme; todo un privilegio! Un gran abrazo y besos Señora POETISA!

      Creo que sí se puede!

    • PoemasDeLaSu

      No sé por qué no se me abren los mensajes de face, veo el comienzo del mensaje en las notificaciones pero no lo puedo abrir, ¿será este aparato? porque me aparecen las rayas azules que te avisa que se está cargando la página y ahí se queda.

      • macridi

        No se que pasa Querida Su, pero hoy estuvo fatal. Aproveché para corregir, y escribir algo. Internet se cortaba a cada rato. Puede ser que sea porque acá están haciendo obras para instalar fibra óptica. Deseo que terminen porque según parece va a ser muy rápida. .

      • macridi

        Muy sensata tu reflexión y así es querida amiga Tuki. No hay otra manera de cambiar esta situación que el diálogo, entre las partes, el respeto y el amor. Es una realidad que la sociedad humana cambió, que las mamás no solo están para cuidar a la familia ,porque hoy la mayoría trabaja afuera de su casa, y que por diferentes motivos, especialmente los económicos; les resulta difícil compaginar trabajo y familia cuando hay hijos. Por eso muchos abuelos asumen la tarea y la responsabilidad, no solo del cuidado de los niños, sino también del hogar. En mi caso colaboro unas horas con el cuidado de los nietos, tratando de no invadir ni perder mi privacidad. La obra escrita, es un leve reflejo de situaciones reales que he conocido. En la oportunidad que la vi representar, vi lágrimas en muchos ojos. Un gran abrazo Linda!

      • Diluz

        Que hermosa historia, Poetisa, tan amena, tan real y tanto siempre para pensar, eso de siempre dar por hecho algunas cosas, el no darnos cuenta tal vez de que siempre los mas jóvenes podemos ser sin quererlo ni darnos cuenta un poco egoistas, cuando vamos cumpiendo años y acercándonos a la edad de nuestros padres, cada vez nos vemos mas reflejados en ellos. Es muy lindo leer estas historias tan reales y seguramente siempre sacamos algo muy bueno de ellas.
        Sería muy bueno poder verla interpretada en los colegios!
        Un beso y mi cariño, Macridi.
        Diluz

      • macridi

        Gracias Diluz por tu paso por mi perfil, y por tu comentario. La representación es sencilla y por supuesto que me honraría como autora. No hay obstáculo para hacerlo; solo me gustaría enterarme. Un grupo de actores amateur de otro pueblo, de mi país lo hicieron y me invitaron. Felizmente pude ir y realmente fue un gran momento para mi, además me obsequiaron una copia de la filmación, que aunque no es muy profesional, es un testimonio. Como curiosidad te cuento que la abuela fue una señora de 82 años y la nieta una chica de 14 ; como verás muy contextuados. Un abrazo y un beso para ti, querida Poetisa, desde mi Mercedes - Uruguay. GRACIAS !

      • Maria Hodunok.

        MIS MAS SINCERAS FELICITACIONES AMIGA, realmente me sorprendiste muchisimo, una fasceta tuya que no conocia, genia.
        CARIÑITOS DE LUZ.

      • macridi

        Gracias amiga por detenerte en mi perfil. Sabes, yo tampoco me conozco. Es todo muy loco lo que me está pasando. A esta altura de mi vida, voy incursionando en distintos géneros literarios, y recibo bellas palabras que me estimulan para seguir escribiendo. Quisiera que pudieras sentir mi afecto y agradecimiento, a través de un gran abrazo.

        • Maria Hodunok.

          ES LINDO, a esta altura de la vida, hacer lo que mas nos apasiona, escribir, si alguien me hubiera dicho hace 2 años, que me convertiria en poeta, me hubiera reido.ASI ES LA VIDA AMIGA, NOS DA VUELTA DE REPENTE.
          CARIÑITOS.

        • arnaiz

          Gracias a los abuelos, hoy día en mí país están saliendo muchas familias adelante ya que la tasa de parados es muy grande y las deudas lo acaparan todo.
          Por eso los abuelos con su pequeña pensión ayudan a sus hijos y nietos en lo posible, nunca los abuelos estuvieron más unidos a sus hijos que ahora.Abrazos

          • macridi

            Gracias por tu paso por mi perfil. Tienes mucha razón amigo; en mi país ocurre igual. En mayor o menor manera eso hacemos los abuelos hoy; aunque los hijos no estén en paro, los salarios no alcanzan para pagar una persona que se ocupe del cuidado de los niños; y los que estamos en condiciones físicas, más o menos buenas, asumimos esa tarea, de gran responsabilidad, prodigando además el amor filial. Abrazos para ti.

          • xiomara jaqueline gonzalez rassman

            Excelente reflexión Macridi , me encanto el dia a dia de muchas familias amiga.
            Feliz noche, abrazos.

            • macridi

              Gracias Xiomara! FELICIDADES Amiga!!

            • Enrique del Nilo

              Preciosa tu obra
              con un profundo mensaje
              En el ataviado mundo
              que nos ocupa
              o que ocupamos
              vemos al adulto mayor
              con indiferencia
              y hasta desprecio
              por su menguada fuerza física
              y solo lo vemos
              como una solución
              a nuestras necesidades

              Aplaudo de pie
              al caer el telón
              y un ramo de rosas
              para el autor
              y director de la obra

            • macridi

              Muchas gracias querido amigo. Muy sensatas tus palabras sobre el tema. Recibí con agrado tus rosas, y pude sentir la fragancia de las mismas. El telón cae despacio, y una lágrima asoma por el vértice. Objetivo cumplido! Te envío un fraternal abrazo!
              macridi

            • El Hombre de la Rosa

              No sabia que escribias tan especiales y bellas obras de teatro amiga Macridi... te felicito porque también escribo guiones para tetro y para el cine desde hace muchos años y he participado en algunas escenas cuando era más joven...
              Excelente tu obra amiga mia...
              Saludos desde España de tu amigo Críspulo...

              • macridi

                Amigo, yo tampoco sé muy bien, qué soy capaz de escribir. Esta obrita recibió un Primer premio en un concurso, donde el tema era El adulto mayor. Me alegra que te gustara. Hace tiempo que estoy por hacerle un agregado pero no me he dispuesto. No sé si leíste que la representaron en otra ciudad. Un director de teatro conocido, me sugirió que la extendiera, para que su representación dure aproximadamente una hora. Muchas Gracias por el paso por mis letras y tu comentario. Me ha impulsado para retomarla. ¿Qué ha dicho tu esposa sobre el tema? Los saludo con afecto. Cristina- macridi

                • El Hombre de la Rosa

                  Mi señora no participa jamás en mis escritos y ni en mis artes literarios, estimada macridi, por estar dedicada exclusivamente a sus hijos y su marido, sin más pretensiones añadidas que perturben su tranquilidad cotidiana... así es su vida y tengo que respetarla con amor y cariño.
                  Un saludo y adelante con la extensión de tu preciosa obra teatral...
                  Tu amigo que te aprecia:
                  Críspulo



                Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.