RICARDO ALVAREZ

LA LECCIÓN de CRISTO

 

¡AY. Hermano mío! Como pudieron atarte a la cruz

si tu Padre nunca te hubo abandonado

ni aún del Dante sus últimos peldaños y

te ha revivido en letras hasta Juana de Ibarbourou.

 

Te flagelaron las atrocides en una lavada indiferente de manos

en el afluente del agua caída en lágrimas dónde se enjugó Pilatos.

Si una ultima piedra no fue arrojada a la prostituta

fue  por tu palabra de lengua ecléctica e indulta.

 

¡AY Hermano mío!  Como amaste hasta al enemigo.

Las máculas bélicas del hombre te dolieron como espinas

clavadas en Pedro. Heredero del pan, intestino de amigo.

 

Si la navidad trascendiera tu nacimiento

y evocara la marca de tus estigmas,

no habrían de chocarse copas en brindis de efímero momento

ni pronunciar vanas conferencias sino palabras de lección dignas.

 

 

                               Todos los derechos reservados en Safe Creative & Word Press

 

 

Comentarios3

  • Marellia

    Como duelen tus letras.
    Saludos es un placer leer poesías como estas.
    Mis respetos

    • RICARDO ALVAREZ

      gracias Marellia. a veces la relidad duele.saludos. ricardo

    • grabra

      ¡Maravillosas letras!Un cálido y respetuoso abrazo de mi parte!

      • RICARDO ALVAREZ

        te agradezco graba. un abrazo para vos. ricardo.

      • Martha Lucia Jimenez

        Bellisimo tu poema amigo
        Ricardo Alvarez
        toda una genialidad en tu pluma excelsa
        saludos tu amiga x siempre
        Esplendor.

        • RICARDO ALVAREZ

          te agradezco estimada amiga. mis saludos con cariño esplendor. ricardo



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.