Resumen de La dama duende

A lo largo de su trayectoria, el dramaturgo español Pedro Calderón de la Barca creó una gran cantidad de obras dignas de destacar. Para ofrecer información precisa y evitar que los trabajos pierdan la riqueza que los convierte en interesantes, en esta oportunidad sólo vamos a hacer referencia a “La dama duende”.

En esta comedia “de capa y espada” elaborada en 1629, la protagonista es Doña Ángela, una joven viuda que desea conquistar a Don Manuel, el íntimo amigo de uno de sus hermanos. Pero, para cumplir su objetivo, la mujer primero deberá librarse de la vigilancia de sus celosos y posesivos hermanos, con quienes comparte el hogar.

Ansiosa por tener libertad y acercarse al hombre que le robó el corazón, Ángela pone en marcha un ingenioso plan a través del cual logra, mediante una curiosa alacena, que su habitación quede comunicada con el cuarto donde se aloja Manuel. A partir de entonces, la enamorada, ayudada por su criada Isabel, comenzará a vincularse de forma misteriosa y mágica con el recién llegado, quien, al igual que su asistente Cosme, no dejará de sorprenderse ante las actitudes de esta dama protegida por sus hermanos.

En esta obra, la acción se desarrolla en un ambiente urbano y cautiva al público con ciertas escenas cómicas y enredos pero también con referencias que buscan despertar en el lector (o espectador, según el caso) reflexiones sobre el amor, los celos, las luchas de las mujeres para hacer valer sus derechos y el honor masculino.

Inspirados en esta historia que ha sido representada, en varias ocasiones, en distintas partes del mundo, un grupo de realizadores argentinos dirigidos por Luis Saslavsky creó una película que mantuvo el nombre original del relato escrito por Calderón de la Barca y se estrenó en Buenos Aires en mayo de 1945.



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.