La influencia de Buenos Aires en la literatura de Antonio Skármeta

Según confesó el escritor chileno en su visita a la 33ª Feria Internacional del Libro, su obra está marcada por las experiencias que vivió durante su infancia en Argentina.

Antonio Skármeta tenía nueve años cuando su familia decidió instalarse en Buenos Aires, en una “pensión para pobres” del barrio de Belgrano. Un exilio en Argentina tras el golpe militar chileno de 1973 y varios años en Alemania también forman parte de su pasado.

“Yo no sé, si no hubiera estado en Buenos Aires, si hoy sería el tipo de escritor que soy. Creo que Buenos Aires me dio el tono, el lenguaje, esta colectivización de la intimidad que es decisiva en mi obra», expresó.

Antonio SkármetaY sus recuerdos infantiles, publicados por varios medios, no terminan ahí. «Yo quería integrarme al grupo de mi barrio, quería fervorosamente ser aceptado, convertirme en argentino. Había sido arrancado de mi pertenencia y tenía un extravagante acento chileno entre un grupo muy compacto al que quería pertenecer», contó. En ese entonces, se refugiaba en la lectura de libros y revistas. “Por eso digo que mi vinculación con la literatura tiene un lazo muy fuerte con mi infancia en Buenos Aires», insistió.

Y para ahondar más en esta relación que guarda Argentina con su obra, Skármeta explicó: «Aquí aprendí a hacer literatura, atento al efecto dramático que tienen mis palabras sobre un receptor, y en ese sentido creo que mi literatura tiene, desde las primeras obras hasta las más actuales, un cierto tono histriónico porque concibo a un auditor al cual tengo que proporcionarle un drama, no es una literatura con la que yo me quedo, sino que debo buscarle una expansión».

Según sus palabras, esa necesidad dramática tiene su origen en el fuerte impacto que le provocaron los radioteatros por entregas que difundían las radioemisoras de Buenos Aires, donde los capítulos se interrumpían en el momento culminante y obligaban a mantener la intriga hasta el día siguiente.

El gaucho también tiene su espacio dentro de la memoria del escritor. Según recordó, había aprendido de memoria el «Martín Fierro» de José Hernández -obra fundamental de la literatura argentina- y lo recitaba completo ante la mirada de chicos y grandes.

Antonio Skármeta, de 66 años, es autor de “Desnudo en el tejado” (1969, Premio Casa de las Américas), “Soñé que la nieve ardía” (1975); “La insurrección” (1982); “No pasó nada” (1982), “La boda del poeta” (1999, Premio Médicis 2001 a la mejor novela extranjera); “La chica del trombón” (2001) y “El baile de la victoria” (2003), entre muchos otros títulos. Además, en 2002 fue distinguido con el Premio UNESCO de Literatura Infantil y Juvenil en Pro de la Tolerancia por su obra “La composición”.

Comentarios2

  • Legaqui

    Yo he oido de este escritor por una pelicula que no se si la escribio y/o la produjo, que es "el cartero de pablo neruda", una buena pelicula de todos modos. Espero saber mas de el. Un gusto haber leido este texto Saludos.

  • Julian Perez Porto

    Legaqui, la película a la que te refieres ("Il postino", traducida como "El cartero y Pablo Neruda") está basada en la novela "Ardiente paciencia" (1985) de Skármeta. Fue dirigida por Michael Radford y contó con la actuación de Massimo Troisi y Philippe Noiret.

    Gracias por escribir, saludos.



Debes estar [email protected] para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.