«Walden», de Henry Thoreau

«Walden» de Henry Thoreau

Hace mucho que no les traigo recomendaciones para nuestra sección el Desván de los libros perdidos, y con los días nublados no hay nada más delicioso que sentarse a leer mientras afuera sigue la vida y el frío, ¿verdad? Así que, aquí a otra entrega.

El libro de hoy no es precisamente uno de los perdidos, pero creo que es interesante tenerlo en cuenta por si lo habíamos olvidado. Se trata de Walden y pertenece al escritor norteamericano Henry David Thoreau. Por cierto, he leído una nota fabulosa sobre Thoreau en Lecturas Sumergidas que les recomiendo.

Thoreau y la naturaleza

Walden es sin duda la obra maestra de Thoreau; nadie que se diga amante de su filosofía y sus pensamientos debería dejar de leerla. Pero tampoco estoy diciendo que sólo debamos leerla si compartimos su ideología; creo que fundamentalmente es una obra que nos invita a reflexionar lo cual siempre es un buen punto de partida para cualquier lectura.

Henry Thoreau nació en 1817 en Massachusetts y se definió a sí mismo como un hombre cautivado por la naturaleza, algo místico y en una búsqueda constante por la trascendencia. En su juventud, viéndose agobiado y preocupado por el entorno artificial en el que transcurría su vida, decidió mudarse al campo para vivir en la más absoluta soledad; ahí escribió este maravilloso libro.

Al igual que Jack London, Thoreau tomó la iniciativa de aislarse del mundo para encontrarse a sí mismo y con él una forma de decir las cosas más auténtica. En la historia de la literatura han existido muchísimos autores que con el objetivo de experimentar situaciones extremas de soledad y autonomía se han aislado. En la actualidad tenemos el caso de Sylvain Tesson que ha experimentado varias veces esta situación, siendo la última la que describe en su libro «La vida simple».

«Walden» de Henry Thoreau

Un libro al borde del ensayo, el autorretrato y la ficción

El resultado de esa reclusión a la que se expuso Thoreau fue Walden donde narra los dos años que pasó viviendo en el bosque, en una cabaña que él mismo construyó y que quedaba cerca al lago Walden, lo que le dio pie para crear un título que a simple vista no nos dice nada pero al explorar la lectura comprendemos su importancia.

En esta obra nos encontraremos con una exquisita narración en torno al día a día de un hombre que se separó del mundo para construirse su casa, cultivar sus propios alimentos y escribir sus experiencias. Su objetivo era demostrar que la vida en la naturaleza era la verdadera vida del hombre libre y la única forma de liberarse de las esclavitudes de la industrialización. Además es un libro en el que reflexiona en torno al equilibrio de la vida y la importancia de cuidar cada uno de nuestros pasos para evitar dañar nuestro pequeño mundo.

No es un libro más sobre teorías medioambientales, es más bien un cercano texto en el que descubrimos a un hombre al borde del abismo; obligado a reconocer sus propios límites y la ineficacia de sus fuerzas en comparación con las decisiones de la naturaleza. Es, podríamos decir, un diario íntimo lleno de tintes aventureros, inquietudes filosóficas y convencimientos naturistas. A su vez es un libro en el que se plantea un experimento social imprescindible para el entendimiento de nuestra esencia: donde son protagonistas el encuentro con uno mismo, la reflexión, el acercamiento a nuestra intimidad verdadera para saber reconocer nuestra propia voz. Sin duda plantea una visión absolutamente desafiante para seguir en estos tiempo que corren, creo que poquitísimas personas nos apuntaríamos a vivir de ese modo. ¿Verdad?

«Walden» de Henry Thoreau

Es importante señalar que Walden no es una novela, podríamos definirlo como un ensayo pero que se encuentra escrito con un toque más propio de la narrativa de ficción que de la ensayística.

Sin duda, Thoreau es de esos autores que todos conocemos pero al que no se le ha dado la relevancia que se merece, al menos eso es lo que a mí me parece. Por eso he querido traerlo con este pequeño homenaje. Espero que lean este libro y que me cuenten qué les ha parecido. Para terminar, les dejo una frase que puede servir para que se hagan una idea de lo intensa y profunda que es esta obra.

«Walden» de Henry Thoreau

Comentarios1

  • ROGER RUIZ

    Indudablemente, todo operador de la palabra, tiende a acercarse hacia aquello que mas le motiva el entendimiento, y el senor Thoreau no fue una excepción, según el relato, su obra fue el fruto de dos anos de reclusión en las libertades de la naturaleza, aunque considero su proceder como extremo, lo entiendo.



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.