«Volver antes que ir», de Flavia Company

«Volver antes que ir», de Flavia Company

Con esta sentencia podríamos dar buena cuenta de lo que encontraremos en Volver antes de que ir de Flavia Company. Un libro grande en formato diminuto, publicado por Eugenio Cano Editor.

Se trata de un poema narrativo en un sólo acto a través del cual el yo poético reflexiona en torno a la búsqueda de la propia identidad, al margen de las imposiciones, las raíces y los prejuicios sociales. Un libro que se lee con rapidez pero que requiere de una detallada relectura para obrar en nosotros el cometido que tienen las buenas obras: viajar hacia el centro de nuestras emociones, explicarlas y cambiar nuestra forma de encarar la existencia.

Aquí va mi lectura.

Una lectura vertical

Volver antes que ir podría enlazarse armónicamente con el último libro de relatos de Compan, Por mis muertos (Páginas de Espuma). En ambos la ausencia y el viaje son caminos de ida hacia un mismo sitio: el autoconocimiento y la posibilidad de volvernos otras personas.

Pero, por si no valieran estos datos con sus conexiones idiomáticas y regionales para establecer este lazo, este libro arranca con un texto que hace las veces de prólogo y que me ha parece que agrupa de forma detallista y detallada el contenido de toda la obra. Este relato se titula «Secretos» y causalmente también se encuentra en el otro libro mencionado. En él la autora nos narra la experiencia de descubrir el diario que su madre escribió cuando era una niña y realizó su primer viaje de Argentina a Europa.

Con un tono valientemente intimista, Flavia cuenta que le costó leerlo, que le costaba abrir las páginas y quedarse flotando en ellas; tal vez porque si a algo le tememos los humanos es a los misterios de nuestro origen y, los que amamos las letras, a que la literatura nos obligue a reconocer que siempre hemos estado equivocados. Y a eso nos mueve este libro: a mirar a los ojos de nuestro pasado que llevamos a cuestas (como una mochila que pesa, me dice siempre una amiga) y a replantearnos TODO.

En gran parte es un canto de rebeldía contra esas frases hechas y esas creencias que se tienen de una orilla a otra, que se repiten sin siquiera atreverse a narrar el viaje (si entendemos por narrar vivir en otra parte); esos mitos que se construyen de un lado del océano sobre el otro y que al abrazar la orilla opuesta resultan falsos e irrisorios. Después de atravesar esos 16.000 kilómetros de distancia lo que hallamos es otra cosa. Y es mejor no hablar de lo que no conocemos, por el contrario, Flavia nos invita a experimentarlo y demuestra entre otras cosas que los lugares nos influyen, nos cambian: tanto los que dejamos atrás como los que nos reciben.

«Volver antes que ir», de Flavia Company

La migración en el Inconsciente Colectivo

El inconsciente colectivo, sostenía Jung, es el bagaje que todos recibimos al nacer y que vamos nutriendo de las propias experiencias. Una de las partes de este inconsciente no está vinculado con algo propio ni con la herencia familiar o del grupo en el que nacimos, sino que es el reservorio biológico y cultural de toda la especie, recogido a lo largo de miles de años de evolución. Este «archivo» se compone de las ideas y los símbolos más primitivos de la humanidad. Se trata de una realidad biológica que no podemos elegir y que podemos conocer a través de nuestro comportamiento o de las señales que aparecen en nuestro mundo onírico.

La búsqueda del bienestar que aparece en cada una de las páginas de este libro, esa necesidad de romper con las leyes y mandatos y las imágenes de liberación y de resignificación, me han llevado a uno de los arquetipos de Jung, el Mandala, donde toda nuestra memoria inconsciente (personal, familiar, social y de la especie) se equilibra.

¿Es posible que la migración se herede? se pregunta Flavia. Si tomamos en cuenta la teoría Junguiana y la necesidad de nuestra especie de adaptarse a los cambios y, sobre todo, si recordamos que érase una vez éramos criaturas nómadas, quizás podamos coincidir con ella y entender mejor aún esa necesidad tan profunda que algunos sentimos de movernos, de dejar la comodidad para ir en busca de algo desconocido, donde creemos que podremos hallar el equilibrio.

«Volver antes que ir», de Flavia Company

Las reglas del mundo

Las ataduras que nos imponen a través de la cultura y los vínculos afectivos, las creencias que se construyen en el fundamento de las leyes naturales (manoseándolas y dirigiéndolas a un punto irrevocable e irreductible como una manifestación de los deseos, que ni siquiera podemos cuestionar) y la ruptura que exige la búsqueda de la propia identidad son algunos de los temas que afloran en estos versos.

Porque para resignificar nuestra historia, para repensar las propias raíces, existen únicamente dos caminos: viajar o atender a esas soluciones mágicas propuestas por la cultura del «está todo bien«, o del «no te preocupes por nada, ¡disfrutá!«. La diferencia de estos senderos reside en el resultado.

Nadie nos ha enseñado qué significa disfrutar y es normal que nos golpeemos la cabeza y que esta palabra nos resulte inabarcable, imposible de apresar con nuestras manos. Desde que nacemos nos acostumbramos a nombrar a las cosas como otros nos dicen que hay que hacerlo, y vaciarnos de ese idioma es una tarea tan ardua que muy pocos se atreven a dar ese paso. Y mientras volar implica deshacerse rotundamente de toda esa comodidad, aferrarse a esas soluciones mágicas es una forma más elegante de quedarse. Y a veces escogemos ese camino porque creemos que es más sencillo justificar y satisfacer a otros y sentir que nos aman, que quedarse desamparado en una orilla sin regreso. De todo eso habla este libro y de la tristeza cuando se depura y se convierte en arte: y entonces disfrutar adquiere otro significado, más bello, más propio.

Este largo poema se acompaña de recortes de la Wikipedia y de la Enciclopedia Británica que ofrecen significancia o dotan de argumentos a la propia reflexión; o quizás la reflexión surge para cuestionar esos argumentos. Sea como sea, se establece una conversación entre diversos géneros literarios que, de por sí, Flavia ya lo hace en su elección estilística, al escoger una poesía que por momentos tiende más a la prosa y en otras situaciones se llena de arabescos propios del discurso lírico. En ese sentido creo que es un libro auténtico y variopinto.

«Volver antes que ir», de Flavia Company

Para viajeros inquietos

Un país no es el lugar donde nacemos sino donde elegimos vencer nuestros miedos, expresa Flavia. Pienso que en esa premisa podrían resumirse las bondades de su escritura, que se ofrece como un plato sencillo pero realizado con los más sofisticados ingredientes; porque esa frase a simple vista resulta sencillísima pero en cuanto nos ponemos a indagar en ella aflora algo desde las profundidades de nuestro ser: algo que nos traslada y nos obliga a cerrar los ojos y reflexionar.

Volviendo a Jung, quizás la fuerza de nuestra herencia, la numinosidad de los arquetipos, sea algo que nunca podamos explicar del todo; no obstante, explorar nuestro inconsciente, atrevernos a vaciarnos, a viajar, a volar, es sin duda la mejor forma de alcanzar el equilibrio. Y Volver antes que ir puede ser un buen tablero sobre el que realizar ese trabajo casi paleontológico; esta poesía narrada les permitirá acercarse al desarraigo y volver a preguntarse ¿de qué forma puedo terminar con esta quietud?

Lo recomiendo especialmente a los viajeros inquietos porque es una estación en la que podemos sentarnos a replantearnos el motivo de nuestro viaje y a revisar el estado de aquellos deseos primigenios de volar. En el eco de sus palabras estamos nosotros, está nuestra propia búsqueda, y la forma en la que podamos enfrentarnos a nuestro universo emocional definirá la orilla a la que arribemos. Los invito a volver, yendo pero antes de ir porque, aunque nunca (dice Flavia) se puede volver a las cosas y a los lugares (y a las personas, agrego) ni siquiera volviendo, quedarse quietos tampoco es ir hacia alguna parte.

«Volver antes que ir», de Flavia Company




Volver antes que ir

Flavia Company

Eugenio Cano Editor, 2014

ISBN: 978-84-936709-8-6

78 páginas

13 €

 



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.