Visita a dos exposiciones de la Biblioteca Nacional

Foto: El País


 
En su libro «Roba este libro» (título robado, por cierto) Miguel Albero nos ofrece buenas razones para no robar libros, para no prestarlos y, en cambio, sí, regalarlos. Y yo, que soy tan amante de las bibliotecas, en mi paso por la Feria del Libro de Madrid aproveché para hacer una visita a dos de las exposiciones de la Biblioteca Nacional que me han dejado fascinado. Escribo aquí sobre ellas.

He subido más fotos a nuestra cuenta de Pinterest, así que si te interesa el tema y quieres disfrutar de ellas, ¡visítanos!
 

Historia bajo el mismo cielo

En la Biblioteca Nacional no sólo se conservan ejemplares de todos los libros que se publican en España sino que además hay una vasta colección de manuscritos antiguos, que incluyen incunables, fotografías y grabaciones únicas.

Aunque la sala principal sólo puede visitarse con un pase especial otorgado por el organismo para investigadores, lo cual es una pena, existe otra parte del edificio que sí es de libre acceso. Allí se encuentran las Salas de Exposiciones y el Museo, y es donde se realizan exposiciones itinerantes que giran en torno a la actualidad creativa y al legado histórico de la Biblioteca.

En esta época, las dos exposiciones que pueden visitarse son «Cosmos», un paseo a través de la historia del universo que es absolutamente exquisita e interesante, y «La cámara de hacer poemas», que fusiona fotografía y poesía.

«Cosmos» es una muestra que nos permite viajar a través de los misterios del Universo y descubrir los muchos escritos que han servido para dibujar la experiencia humana del descubrimiento. La curiosidad que se abre camino para entender(nos) mejor.

Así, a lo largo de esta exposición nos vamos topando con diversas obras y objetos artísticos que nos permiten entender cómo a través de la Historia nuestra visión del afuera ha ido cambiando, y cómo la ciencia y el pensamiento se han necesitado tanto mutuamente para explicarse y para vislumbrar las limitaciones que tenemos, como si fuesen caras de una misma moneda.

Entre las cosas que más me impactaron de este viaje a través de los misterios del Universo se encuentra el tratado de zoología «Historia animalium» de Johann Conrad Gessner, escrito en torno al 1600 y que implicó el punto de partida de la zoología moderna, permitiendo observar y plasmar una clasificación que permitiría el estudio ordenado de la vida de los demás animales. En la foto podemos observar esta edición, que formó parte de una colección donde cada tomo iba dedicado a una clase de animales, que es la correspondiente con los cuadrúpedos vivíparos. ¡Es tan pero tan bonita!

«La cámara de hacer poemas» es la otra muestra que visité, que aprovecha el impresionante material del que dispone la biblioteca en materia fotográfica, y nos permite un viaje a través de la estrecha relación que siempre ha existido entre poesía y fotografía. Sobre este proyecto en particular escribiré más extensamente porque me parece realmente fascinante.

Fotografía y literatura en la BNE

La función de un organismo como la Biblioteca Nacional es el fomento de la lectura; entendiendo por ello, la creación de propuestas y alternativas para que lo que se esté haciendo en materia literaria y otros territorios artísticos en el país alcance una cierta visibilidad. Dicha visibilidad en ocasiones atraviesa las fronteras de lo nacional.

Entre sus tareas más importantes se encuentra la conservación de obras de valor incalculable, la restauración de manuscritos y la preservación del olvido y las polillas de algunas obras únicas. Algunos de los manuscritos expuestos en «Cosmos» han sido meticulosamente restaurados por la propia institución.

La Biblioteca Nacional cuenta con una importante colección de esculturas, cuadros y mobiliario que incluye máquinas de escribir, artilugios de prensa y material relacionado con el proceso de impresión y difusión del libro. Por otro lado, el propio edificio es en sí mismo una obra de arte, como puede apreciarse en la foto que dejo más abajo, tomada por Miguel Cortés Faure.

Una serie de proyectos que sirven para dar visibilidad al legado de la institución, creando diálogos entre el histórico material que posee y el trabajo de creadores y artistas contemporáneos, coronan el trabajo de un organismo que existe desde hace 182 años.

Si quieres ver más fotos de la visita a la Biblioteca Nacional de España, no dejes de seguir nuestro tablero en Pinterest sobre esta visita.

También te animo a que no te pierdas la publicación de la entrevista con Miguel Albero, que saldrá en estos días. Y si estás por Madrid, visita estas dos fabulosas exposiciones en la Biblioteca Nacional para indagar más allá de lo real, y penetrar en los misterios del Universo.

El Universo y la Literatura son dos cosas maravillosas que nunca dejarán de sorprendernos.

Foto: Fondo BNE



Debes estar [email protected] para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.