Un poeta auténtico

René DávalosÉl se llamaba René Dávalos. Murió tempranamente, pues los dioses llaman pronto a las mejores criaturas de su creación. Y partió muy lejos con lo que tenía puesto: su traje y su poesía. En estos días, revisando los libros de mi biblioteca, me encontré con un libro de su autoría, perteneciente a la colección “Cuadernos del Colibrí”. Hallé, de puño y letra, en la página primera del texto, unas palabras dirigidas al poeta y crítico literario Roque Vallejos: “Para mi amigo Roque Vallejos, a quien debo mucho de mi vida y casi toda mi poesía, con todo cariño. René.” La fecha, lejana: Nueve de octubre de 1966.

Buscar la realidad se llama aquel libro primerizo del vate. Estamos, pues, a cuarenta años de la salida a la luz de unos poemas que tienen la suspensión del trigo bajo el sol, y los ojos del hombre tratando de mirar cara a cara a Dios, en cualquier estación y en cualquier momento. Él tenía la verdadera voz de los poetas. Y de los poemas. De esos que tú lees, a la noche, y te quedas después pensando: ¡Dios mío; es cierto, es así como suceden las cosas!

Pero también tenía las palabras hechas con la belleza del corazón enamorado, y la fuerza del carbón encendido, para ir quemando el hielo de la soledad que se avecinaba, por dentro, siempre por dentro, en las horas terribles y oscuras.

René Dávalos: tú habías nacido en el año 1945, al finalizar la Segunda Guerra Mundial, y este tu primer fruto poético, esta costilla hermosa de tu verso doloroso, estos paisajes bellos de tu imaginación deslizándose, precipitándose por bosques azules, conocieron el mundo, cuando tenías solamente veintiún años. ¿Quiénes despertaron tan tempranamente a la conciencia de la poesía, a la luz de los cielos, como tú? Pues pocos, nadie casi, diría yo. Tu estrategia fue ser joven y escribir y morir. Te dabas a las palabras rotundas, impacientes, pensadas desde tu conciencia de vate. El vate que ve pasar la vida atravesada dolorosamente por un relámpago, por un cuerno de toro enceguecido. Tú amabas a alguien, y amarla era escribir versos que deseaban tocar las mejillas de los astros. Sí que sabías escribir poemas. Y eras tan temprana luz en la vida, pero ya tenías la revelación de la poesía en tus venas. Imagino que ahora la poesía te extraña. ¿O tú extrañas a la poesía? Buscabas la realidad. Y la realidad era esa mano diestra tuya que escribía, que metía sus versos entre las costillas de Dios para despertarlo de su largo sueño, de su pesado letargo. La realidad no estaba en la superficie; lo sabías. Miraste lo hondo, lo profundo, lo temido. Y te metiste hasta la cintura en lo hondo, en lo profundo, en lo temido. Tenías 21 años y eras joven, y eras enamorado y eras poeta hasta la médula. Llagas feroces, a veces, te consumían a la noche. Tú consumías flores y guiñabas con cierta tristeza a la existencia. Y alguien dirá la vieja queja: ¡Qué lastima no haber vivido más!

Aquellas flores de tus versos nos ayudan a no olvidarte nunca, a tenerte hoy, por ejemplo, en el recuerdo. A saber que tu poesía era tu realidad.

PALABRA HUMANA

I

De sol a sol el hombro
se adelgaza de llevarte
y en la mano nos brota un signo trágico
para marcar las rosas blancas y los pechos.
La voz de un dios ambiguo no te llama
ni te obliga a dejarnos la pureza
de un cielo que sentimos o del alma
que al parecer -y a veces- nos alcanza.
Y es entonces que pensamos
que si no podemos olvidarte acaso seas
sangre nuestra muerta, que se muere
o en Dios palabra errada, absurdo
perpetuamente renaciendo
para parir nuestra sombra por la boca.

René Dávalos

Escrito por Delfina Acosta en el Suplemento Cultural del diario ABC (Paraguay)

Más información sobre Delfina Acosta

Comentarios12

  • margoth vargas jordan

    me encanto el poema de de René Davalos y su vida, realmente este varon nacio para escribir POEMAS, lastima que se fue al cielo tan pronto.


    pero gracias a Dios quedaron otras personas como ustedes que se encargan de que la poesia nunca muera y deje de existir!!!!

    los aprecia
    Margoth Vargas Jordan

  • Patricio Abente

    me parece un site muy bueno, (hablando primero del ambiente). sigan asi!
    en cuanto al pomea y a su autor, me encanto. debo confesar que me encanta mas aun cuando me mandan al mail obras, sintesis biograficas de autores que por un motivo u otro se nos pasan de las manos, entre tantos que hay; aunque cada uno tiene su letra, su originalidad.
    felicitaciones al trabajo de difusion y de fuente de datos que han construido y lo siguen trabajando.
    cordiales saludos!

  • Diana Krauter

    No lo conocía a René Dávalos, pero que hermosa su poesía, sumamente profunda. Pero eso si, me dio ganas de leerle más. Delfina, siempre es un placer leer tus artículos. Te mando un abrazo.

  • calos curtihuanca c.

    Gracias a Delina Acosta, conocemos la existenia de este poeta, que realmente nacio poeta, como comenta Delfina, y en homenaje al poeta que en vida fue Rene Dàvalos, haciendo un alto rinde al mundo la existencia de tan preclaro poeta, creo que si Delfina Acosta no publica este poema tan lindo no conocieramos su existencia, saludos Delfina.

  • denisse jacqueline a. cabrera perez

    pues que puedo decir, Rene Dávalos es un gran poeta, y pues que bueno que delfina haga aportaciones tan buenas como esta, por que yo en lo personal no conocía la poséis de rene, bueno, espero que esta pagina siga con tan buena información y tal lindos poemas, chaito, me despido, cuídense, y un abrazote a delfina, que siga a si..

  • soleil

    Rene es un gran poeta le pone mucho sentido ha sus obras

  • Margarita CHimbo

    La autenticidad de este autor como lo es Rene Davalos es sumamente profunda de manera que felicitaciones a delfina por hacernos conocer la vida de este gran poeta.

    Gracias Delfina por hacer que la poesia siga viviendo.

  • benito

    QUE BUENA BIOGRAFIA POETICA ! . Y QUE POEMA TAN MAS SENCILLO, COMO EL SER QUE DEBIO SER RENE DAVALOS .GRACIAS POR DARNOS LA OPORTUNIDAD DE SABER MAS DE LA BELLA POESIA.

  • Lizandro

    La poesia de Rene Davalos es un ejemplo mas de la riqueza y grandeza del idioma que hablamos,natal;no conocia a este Magno poeta,y es muy bueno saber que hay gente que se dedica a que valores como Rene no queden en el olvido y nos deleiten con con sus grandes creaciones;muy loable.
    Atentamente:
    Lizandro Girao P.

  • Ana Laura Ateca

    Delfina, sinceramente no conocia a René Dávalos, aún asi y gracias a la breve biografia poética que realizaste, pude comprender que es un autor al cual no debemos dejar en el olvido, sus escrituras son muy intensas... me deleito leyendo esta clase de poesia... gracias

  • mary

    es hermoso el poema ojala puedan poner mas y sobre su historia ....

    gracias por hacer espacios como este...

    mary

  • Jorge Menelio Tróchez

    como escribió él alguna vez es bello, René Dávalos fue un gran hombre, con la poesía que escribió pienso que pudo llegar muy lejos, pero como dicen a las criaturas buenas los Dioses se los llevan rápido, quizás los necesitan allá para hacer poesías azules, poesías de amor y de vida eterna, así se llevan en lazos de fuego a los buenos poetas, pero nos dejan aquí la poesía para recordarlos siempre, gracias a ustedes esas palabras delgadas y rígidas de todo poeta se hacen eternas en el mundo. espero que mi poesía un dia sea eterna como el agua que se duerme en las mejias de la playas, como el fuego que arrebata las sonrisas del campo. y les digo que el trabajo de ustedes es muy importante....gracias por enviarme mensajes relevantes.....su amigo Jorge Menelio Tróchez.



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.