¿Quién fue Aimé Painé?

¿Quién fue Aimé Painé?

Hay un texto de Reynaldo Mariqueo sobre Aimé Painé que llegó a mis manos recientemente y que me ha parecido fascinante. No quería dejar pasar la ocasión para recordar a esta valerosa mapuche que puso su granito de arena por difundir las costumbres de un pueblo diezmado y olvidado y que, paradójicamente, tiene una riqueza cultural y espiritual fascinante. Creo que estas son buenas fechas para recordar a esta cantautora que propuso la resistencia frente a la cultura occidental desde la paz y la reivindicación de los derechos humanos.

El despertar de un sueño

Aimé Painé nació en la localidad de Ingeniero Luis A. Huergo (Provincia de Río Negro, Argentina) el 23 de agosto de 1943 y falleció en Asunción del Paraguay el 10 de septiembre de 1987. Se la conoce por haber sido una cantante mapuche-argentina que entregó su vida a la difusión de la música folclórica de su pueblo.

La música estuvo desde siempre en su vida; ya de pequeña soñaba con convertirse en cantante y por eso se entregó al estudio de la música con esmero; llegando a formar parte del Coro Polifónico Nacional. Fue en un evento multicultural de países latinoamericanos desarrollado en Mar del Plata en el que Aimé descubrió su misión. Todos los países participantes habían preparado una canción de uno de sus pueblos originarios; todos menos Argentina. Aimé sintió una gran vergüenza y se decidió a poner su granito de arena por cambiar esa indiferencia generalizada hacia su pueblo natal. Ese fue el despertar de un sueño por el que lucharía hasta el último día.

Aimé Painé nos dejó pronto prontísimo. Tenía tan sólo 44 años cuando sufrió una embolia y que la dejara físicamente sin vida. Se fue antes de que se instituyera la bandera del pueblo mapuche y que los derechos de los pueblos originarios tuvieran su espacio en las leyes constitucionales de los países latinoamericanos. Acá va mi mínimo homenaje a esta increíble mujer.

Mapuches en tierras inhóspitas

Eso dice Mariqueo en aquella nota y confirma desde dentro lo que ya sabemos. Las cosas no fueron sencillas para Aimé y, sin embargo, no dudó un sólo instante en mantenerse firme en una lucha a la que sabía le resultaría difícil conseguir adeptos.

Aunque ser mapuche en un territorio que ignora sus propias raíces no resulta nada sencillo para los que sí las atienden, cuyo arte no recibe la misma repercusión que el del resto de los artistas del país, en cuanto Aimé Painé fue consciente de sus orígenes se puso a trabajar por dar visibilidad a su pueblo.

Este era uno de los lemas de Painé que repetía cada vez que se dejaba ver en público; cantando en mapudungun y vistiendo de forma tradicional. Su sola presencia era un signo de lucha en favor de un pueblo mutilado y expoliado durante siglos.

Cuando se habla de la conquista, a simple vista resulta algo lejano y generalmente nos remitimos a la campaña del desierto. No obstante, en este preciso instante, continúan las masacres, la discriminación negativa, la usurpación de territorios y el menosprecio hacia el pueblo mapuche, una cultura milenaria. Es por eso que en días como hoy, en el que recordamos aquel lejano desembarco, no quería dejar de hacer hincapié en el presente. No podemos cambiar lo que ya ocurrió; no seríamos las personas que somos sin aquella parte de la historia. Pero sí podemos transformar el presente; asumir los errores y darle a los pueblos originarios lo que jamás debimos (o debieron) arrebatarle. Por eso luchó Aimé.

¿Quién fue Aimé Painé?

Aimé, la voz de todo el pueblo mapuche

Aimé tenía una voz maravillosa, sin embargo no se le conoce un sólo disco: su decisión de no cantar en otra lengua que no fuera mapudungun la llevó a vivir su arte con cierto anonimato; no obstante, nada parecía opacarla. Ofrecía pequeños conciertos y consiguió unirse a otros músicos para compartir su arte. Además de cantar bellísimamente tocaba el cultrun, las cascahuillas, la pifilca y el torompe (instrumentos típicos de la música mapuche). Pero quizás lo que más llamaba la atención de ella era su resistencia, su empuje y su convencimiento de que podía hacerse algo por cambiar la mentalidad de las nuevas generaciones latinoamericanas respecto a la forma en la que veían a los pueblos originarios.

La voz e Aimé se hizo oír y llegó incluso a participar de una entrevista para la BBC de Londres sobre los problemas que existen para la preservación de la cultura de su pueblo. Es decir, que fue mucho más que una cantautora que cantaba en mapudungun, fue la voz de todo un pueblo, que luchaba por restablecer los derechos arrebatados por siglos. De esa entrevista me quedo con esta frase:

¿Quién fue Aimé Painé?

El optimismo la salvó -o la mantuvo a salvo mientras estuvo entre nosotros-. Quizás la indiferencia y los obstáculos lo fueron apagando, y sin optimismo decía Aimé, no podía vivirse. Quizás esa fue la razón de su huida de un mundo cruel e insensible con las necesidades de sus hermanos.

Mientras estuvo viva, Aimé transmitía esa esperanza a sus hermanos mapuches y en sus palabras siempre podía leerse su búsqueda de justicia, paz y esperanza para su pueblo. Posiblemente sea una de las fundamentales luchadoras de esta cultura maravillosa a la que no puedo dejar de pensar en estas fechas.

La nota de Mariqueo concluye con una ternura que no puede traducirse. Mariqueo rememora la despedida de su encuentro con Aimé producido en Londres. Dice:

¿Quién fue Aimé Painé?

Comentarios1

  • Rebeca Moreno

    ¿Habrá alguna posibilidad de recuperar o encontrar canciones de Aimé Painé?.En la BBC,por ejemplo.En fin un voto de agradecimiento por el interés que se demuestra para las razas autóctonas.



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.