Merino y Muñoz Rengel, unidos a través del cuento

Recientemente he leído un artículo en el periódico ABC que me ha resultado sumamente interesante y que deseo compartir con ustedes, con algunos nuevos aportes. El mismo trataba sobre una nueva obra que ha publicado “Páginas de Espuma”, una antología de José María Merino, para cuya producción ha colaborado el escritor malagueño Juan Jacinto Muñoz Rengel .

Los autores

José María Merino nació en La Coruña el 5 de marzo de 1941 y es un imprescindible escritor de la literatura española de hoy en día. Cabe mencionar que también es uno de los miembros de la Real Academia Española.

El acercamiento de José a la literatura se dio a partir de unos diccionarios que su padre tenía en la casa. Cuenta que quedó atrapado de tal modo en ese universo, que aún después de haber realizado la carrera de Derecho, continuó escribiendo. Su primera publicación vio la luz en 1972 y fue un poemario que llevaba el título de “Sitio de Tarifa”; cuatro años más tarde saldría su novela número uno,”Novela de Andrés Choz”.

A pesar de que sus comienzos fueron a través de la poesía, muy pronto se volcó por la prosa y ha publicado una variedad de textos de diferente índole: desde artículos de viaje y ensayos literarios, hasta novelas y cuentos. De hecho, en lo que se refiere al cuento, ha hecho de él su principal género y ha destacado considerablemente, incluso como narrador.

Juan Jacinto Muñoz Rengel nació en Málaga en 1974 y también es un destacado autor de este país. Doctor en Filosofía y profesor en importantes universidades, tanto de España como del Reino Unido. Además ha colaborado como columnista en diversos medios entre los que se encuentran Clarín, Iberomania y el diario El País y es profesor de escritura creativa en el taller de Fuentetaja de Madrid.

Algunas de sus obras más importantes son “El asesino hipocondríaco” y “De mecánica y alquimia”. Como cuentista ha participado de varias antologías de las editoriales Páginas de Espuma y Siglo XXI y ha conquistado numerosos premios. Por otro lado, ha coordinado diversas antologías de otros autores, como “La realidad quebradiza”, donde se publicaron los cuentos más destacados del escritor José María Merino.

La realidad quebradiza

El universo construido por Merino a lo largo de su obra es inigualable, donde los elementos fantásticos se entremezclan con el bagaje de recuerdos y la memoria para generar un cóctel delicioso que te lleva y te impide despegar la vista y el alma de esas historias.

En “La realidad quebradiza” podemos encontrarnos con algunas de sus obras maestras, de esas historias que se han metido en nuestra mente y que nos han acompañado en diversas travesías. Es un libro recomendado tanto a seguidores de este autor y del género como para aquellos que desean conocerlo. Juan Jacinto Muñoz Rengel expresa a propósito de esta obra:

Agrega que sin lugar a dudas, Merino es el máximo referente en lo que a cuentos se refiere de toda España; y sobre todo, es destacable la forma en la que ha trabajado con la fantasía pese a que este género a veces suele ser considerado poco serio; pese a ello ¿quién se atrevería a opinar que Merino no lo es?

Comprometerse con el trabajo

Merino expresa que el compromiso es uno de los elementos que no pueden faltar en el trabajo de un escritor. Dicho compromiso no significa volcarse sólo por lo que está bien visto, sino saber encontrar el propio espacio.

Comprometerse con la fantasía es tan válido, como hacerlo con la realidad, sobre todo porque cualquier género tiene como objetivo ayudarnos a entender al hombre, a captar nuestra historia.

Contra todo lo que se dice, él expresa que es lamentable que se crea que en España no ha habido cabida para este género, porque si lo pensamos mejor, incluso el mismo Quijote, detrás de su realismo, guardaba un amplio espacio para lo fantástico.

Por su parte, Muñoz Rengel expresa que percibe que existe con lo fantástico, al igual que con el humor, una especie de complejo que hace que se lo vea como algo poco serio o menos comprometido que el realismo. Dice que suele pensarse de este género:

Pese a ello, él está convencido que a través de la fantasía se puede interrogar la realidad y ver en qué punto nuestro paradigma de realidad hace aguas.

El mismo Rengel dice que leer a Merino puede ser sumamente recomendado para aquellos autores que cultivan el cuento o el género fantástico, porque la forma en la que él estruja su imaginación al crear es asombrosa. Aprender a decir mucho con poco, poniendo en práctica la idea de escribir aquello que realmente deseamos.

El presente del microrelato

Ambos autores recomiendan el microrrelato como género para explorar y atreverse. Pese a todo, son conscientes de que si bien existen muchos autores que exploran este campo, y cada vez son más, el número de lectores aficionados a la lectura del microcuento es mas bien reducido; por tanto aseguran que una de las grandes desafíos de todos los que trabajan en el ambiente literario es incentivar a los jóvenes a leer el género, porque tiene mucho para ofrecer si está bien enfocado.

Posiblemente no pueden decirnos “debes leer esto o aquello” pero sí ayudarnos a entender que detrás de toda etiqueta puede existir un autor deslumbrante que cambie definitivamente nuestra manera de mirar el género, como lo es Merino de la literatura fantástica. Espero que este artículo les haya servido y les recomiendo esta nueva antología de Páginas de Espuma.



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.