“Los viajes extraordinarios” de Julio Verne (Colección Hetzel)

Esta semana se cumplieron los 189 años del nacimiento de Julio Verne, uno de los escritores que supo generar un espacio de conversación entre ciencia y literatura, ofreciéndonos numerosas aventuras llenas de emoción, datos fehacientes y sentido del humor.

Ayer, en el desván de los libros perdidos escribí sobre “Cinco semanas en globo”, hoy vuelvo al precioso aventurero y escribo sobre la Colección Hetzel, a la que le debemos sin lugar a dudas gran el hecho de que Verne haya pasado de forma indiscutible a la posteridad.

El Verne aventurero

¿Quién no conoce hoy a Julio Verne? Pues resulta curioso pensar que en sus comienzos, como nos sucede a muchos de nosotros, le costó publicar sus obras. Cuesta creer que algún editor haya tenido en sus manos algunos de los libros de “Viajes extraordinarios” y no haya dicho de una que lo publicaba. Sin embargo, Verne publicaba sus historias en pequeñas entregas, en algunos periódicos y en una revista que publicaba la Biblioteca de la Educación y la Recreación.

Hasta que llegó Pierre Jules Hetzel y le propuso convertirse en su editor. A él le debemos las colecciones de Verne, quizá también su popularidad, porque las primeras ediciones son realmente impresionantes, delicadas, preciosas, que resulta imposible pensar que algún lector voraz de la época se haya podido resistir a ellas. En la edición de estas obras artistas gráficos y escritor trabajaron codo con codo hasta conseguir obras redondas, y con los acabados que le han merecido el prestigio a la Colección Hetzel.

La inolvidable Colección Hetzel

Julio Verne viajaba, descubría, investigaba, escribía. Sin duda su pasión por los viajes fue fundamental para ser capaz de imaginar las historias que más tarde (incluso después de dos siglos) harían que todos habláramos de él, y le leyéremos con tanta devoción. De esa unión Verne-Hetzel surgieron la mayoría de esas historias noveladas, por lo que parece necesario hacerle un hueco en nuestra web a esta impresionante y necesaria colección.

Una de las características principales de aquellas ediciones fueron sus ilustraciones. Para iluminar los textos de Verne, Hetzel contrató a prestigiosos ilustradores de la época, discípulos de Delacroix y Doré; Edouard Riou y Henry de Montaut fueron los más destacados. A través de sus trabajos intentaron plasmar los escenarios que con tanta precisión describió Julio Verne y sobre todo la cartografía de los viajes y los lugares específicos.

El objetivo de Hetzel cuando emprendió estas ediciones era abrir una nueva puerta en el mundo de los libros, hacer que ese espacio creado por Verne donde ciencia y ficción convivían, se convirtiera en un terreno que en el mundo de la literatura brindara a los más jóvenes la chispa que encendiera en ellos la pasión por los conocimientos y, a la vez, por los sueños. Algo que sin lugar a dudas dio los resultados que esperaba, y más aún.

Réplica a la edición de Hetzel

En España, Verne llegó de la mano de Hetzel también; siendo una de las primeras traducciones que se distribuyeron y que consiguieron un rotundo éxito entre los lectores.

Hace un par de años, en el 2008, el Grupo RBA en su proyecto RBA Coleccionables sacó una edición idéntica a la original de Hetzel, que pueden encontrarse en la web de la editorial e incluso en muchas librerías, es cuestión de buscar bien.

Una de las características de esta colección es que emulan de forma casi idéntica las encuadernaciones de la tradicional Hetzel. Justamente una de las cosas más llamativas de la obra de Hetzel fueron las interesantes ilustraciones del interior y las portadas, con estampados en oro y una gran cantidad de símbolos y diseños de temática viajera. ¡Una belleza que el grupo de RBA ha intentado replicar con buen gusto!

Verne como obra de arte

La relación entre Hetzel y Verne se prolongó por más de veinte años y dio vida a una inmensa saga aventurera donde ciencia y literatura se daban la mano.

La voz nítida de Verne en compañía de grabados e ilustraciones pensados al detalle fueron un perfecto cóctel que permitió abrir las puertas a un universo nuevo, en el que se apoyaron (y continúan haciéndolo) muchos escritores ansiosos de saber qué reside en los límites de la realidad. Verne, sin lugar a dudas fue un excelente maestro para todos y sigue siendo el autor juvenil que conmueve y transforme nuestras vidas.

Si quieren echarle un vistazo a la colección pueden hacerlo en la web del Grupo RBA. Los libros son sumamente accesibles y aunque no cuentan con un buen acabado nos permiten volar un poco a otro tiempo y sentir que tenemos en nuestras manos una obra de arte que cambió el mundo de la literatura para siempre.

Comentarios1

  • jafsc06

    En mi juventud he leido practicamente toda la obra de Verne. Hace dos años lo recomencé a leer en francés. Por alguna parte escuché que en la interpretación de sus innumerables novelas de viajes, estos serían equivalentes a viajes iniciáticos. Has escuchado o leido algo al respecto?
    Gracias por la interesante reseña que nos compartes!!
    jas



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.