Los diarios de Anaïs Nin


Durante toda su vida Anaïs Nin llevó diarios; su necesidad de registrar el paso por la vida era más fuerte que cualquier depresión y cualquier otra situación emocional intensa que atravesara, que las hubo, y muchas.
En esta nueva sección de diarios de escritoras, escribo sobre Anaïs Nin. Sus diarios, que pueden leerse en diversas ediciones contienen más de treinta y cinco mil páginas en las que nos podemos encontrar con el sentir y vivir de una de las escritoras más valientes de su generación. ¡Hay que leerlos! (Te invito a leer la entrega anterior, que tuvo como protagonista a Sylvia Plath).
 

Entre el deseo y el verdadero amor

Anaïs Nin nos ayudó a entender que aquello que siempre se nos había enseñado a separar deseo/pasión y amor eran la misma cosa, y que valía la pena jugarse por ello. Con su auténtica pasión amó y escribió, y nos dejó un legado impresionante de relatos que trabajan sobre las relaciones pasionales, el hartazgo y la ternura ordinaria de los días. En ella la visión de las relaciones carnales trasciende lo pulsivo, hay un misticismo y una profundidad que ofrece una revolución en la visión de las relaciones afectivas, lejos del romanticismo, cerca de la complicidad.

Su extraña relación con su padre, sus amores con Henry Miller, a través del cual conoció a June Mansfield, de la que también se enamoró… La vida de Nin se encuentra llena de relaciones que van de lo sexual a la ternura, de la complicidad a la erosión. Sin límites, se atrevió a vivir buscando la pasión, que sería una de las principales responsables de que pudiera desarrollar una escritura tan intensa y exquisita. Una escritura que se compone de novelas, relatos y memorias.

En sus diarios encontramos una intensidad impactante, pero también un uso extraordinario del lenguaje. Algo a lo que Nin nos tiene a todos acostumbrados. Además de sus experiencias sexuales encontramos exquisitos párrafos, poblados de inteligencia, buen gusto y esa pulsión que no puede faltarle a ningún buen texto. Leer sus diarios es, además descubrir los entresijos secretos de sus otros textos, encontrarse con la autora al desnudo y comprender sus obsesiones.

De lo prohibido como materia

Una de las cosas más atractivas de la voz de Anaïs Nin es que nunca tuvo miedo de decir y escribir lo que pensaba y que fue capaz de oponerse a todos los regímenes y las convenciones. No obstante, si bien la mirada sobre su obra está puesta en su manera de escribir sobre los placeres carnales, pienso que sigue siendo una autora mal leída. En Nin lo prohibido es material de partida para una expresividad que va más allá de la materia, que abraza las libertades individuales y que se posiciona en favor de la vida como una experiencia única donde no hay diferencia entre la intelectualidad y el sentir de la carne.

Dos son las armas de las que disponía Nin: su cuerpo y su inteligencia. Con ellos supo construir una vida deliciosa, sensual y experimental, que alimentaría una obra sumamente potente, capaz de revolucionar profundamente el mundo de las letras. El género erótico, que hasta ese momento les estaba reservado a los hombres, sufrió una violenta sacudida cuando Nin comenzó a publicar sus relatos sin seudónimo, con la absoluta entereza de alguien que no le tiene miedo al mundo.

Anaïs Nin agrupó sus vivencias en diarios durante 63 años. La colección se ha publicado en numerosas ediciones. Personalmente, me encanta la edición que ha publicado la editorial Siruela, que ha sabido reunir de forma homogénea los diarios escritos por Nin desde 1932 hasta 1937. Son dos libros preciosos del período más intenso de la vida de la autora de “Pájaros de fuego”, titulados Incesto (que reúne los cuadernos que Nin escribió entre 1932 y 1934) y Fuego (que abarcan el período de 1934 a 1937).

Sin duda, leer a Nin no sólo es adentrarse en las emociones de un alma libre capaz de atreverse a vivirlo todo en la vida, sino también descubrir una escritura exquisita, sensible y absolutamente arrolladora. No dejes de acercarte a sus diarios para descubrir todo aquello que a Nin no le entró en su ficción y encontrarte con una mujer dispuesta a todo por sentir la vida en cada uno de sus poros.



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.