La muerte en la obra de Donna Leon

El Silver Dagger o el CWA son dos de los premios literarios más importantes que ha recibido la autora norteamericana Donna Leon, afincada en Venecia. Una escritora que se ha especializado en el género del suspense y la investigación, donde ha cosechado un gran éxito gracias a la figura de un personaje que ha convertido en protagonista de este tipo de novelas: el comisario Guido Brunetti.

Unos trabajos los citados en gran parte de los cuales también ejerce muy importante la muerte. Veamos algunos de esos ejemplos.

En el año 1992 dicha autora publica en el mercado la novela Muerte en la Fenice, que narra el primer caso del citado personaje. En concreto, tiene que enfrentarse a la investigación referente al asesinato del director de orquesta Helmut Wellauer. Este ha fallecido como consecuencia del cianuro potásico que le han dado y su muerte ha llegado en pleno escenario, durante la representación deLa Traviata en un teatro de la ciudad veneciana.

El trabajo que tendrá ante sus manos el policía le llevará a darse cuenta que la imagen idílica y adorada que tenía dicho artista no era más que pura fachada. Y es que la verdad es que cuenta con un amplio número de enemigos. Sólo queda descubrir quien ha sido el asesino.

Muerte en un país extraño fue, sin embargo, la novela de Donna Leon que vería la luz en el año 1993. En ella Brunetti debe llevar a cabo el caso de un cuerpo de un hombre americano que ha aparecido flotando en un canal de la ciudad de Venecia.

Un cadáver este que parece que está relacionado con la mafia italiana, las conspiraciones políticas e incluso con el ejército estadounidense.

La muerte y el poder

La muerte vuelve a estar presente en el libro que publicó en el año 1994 bajo el título Vestido para la muerte. El cadáver de un travesti desfigurado es el punto de partida de la historia que se narra en este relato y de dicho caso se encargará nuevamente Brunetti quien descubrirá que el fallecido no es otro que Leonardo Mascari, el director del Banco de Verona.

Un hecho que sorprende a todos pues era un hombre respetable del que se desconocía por completo que pudiera llevar una doble vida. Sin embargo, la investigación del policía continuará sorprendiendo y poniendo en escena a personajes públicos de gran poder. Así, al fallecido se sumará un abogado del Vaticano y miembro de una asociación ultrarreligiosa que será descubierto en casa de un chapero.

Una situación que le hace descubrir el entramado de conspiraciones y tramas escandalosas que unen al poder de la Iglesia, al gubernamental o al financiero.

Y para hablar de poder nada mejor que la novela Muerte y juicio que Donna Leon publicó en el año 1995. El comienzo de la misma tiene lugar con el asesinato de uno de los abogados más influyentes pero será eso, sólo el inicio, pues a partir de ahí el comisario descubrirá que lo que parecía un simple caso esconde mucho más.

Así, detrás de ese cadáver se oculta todo un grupo de situaciones grotescas y criminales como la trata de blancas, el secuestro de mujeres y las snuff movies. Y todo ello movido por personas con influencias en los sectores más importantes de la sociedad.



Debes estar [email protected] para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.