La importancia de los diálogos en la narrativa

La importancia de los diálogos en la narrativaHace unas semanas publiqué un artículo sobre las formas correctas en la que deben escribirse los diálogos; hoy nos adentramos aún más en el tema.

La importancia de los diálogos en un texto narrativo es clave. Diálogos directos y bien constituidos pueden asegurarnos una obra bien acabada, mientras que diálogos flojos pueden hacer cojear a toda la historia, por buena que esta sea.

La credibilidad en la narración

La credibilidad es sin duda uno de los objetivos primarios de la narrativa. La función de ella es conseguir que una historia se meta en la vida del lector y lo lleve a aceptar las reglas de ese mundo imaginario como certezas ineludibles y obvias de la realidad que lo rodea.

Al crear una historia debemos pautar las reglas del mundo en el que se desarrolla y mantenernos firmes en ella (no contradecirlas). En caso de que cometamos alguna incoherencia respecto a esas normas, podríamos echar por la borda todo el trabajo creativo.

Dicho esto es importante señalar que antes de meternos con el relato es necesario tener bien claro el ambiente en el que se desarrollará y las características de los personajes: reglas que limiten los movimientos de los personajes y que determinen qué cosas pueden suceder y cuáles no. Todo aquello que ocurra y se manifieste contra esas reglas romperá con la veracidad de la historia.

La importancia de los diálogos en la narrativa

El diálogo como conector con la realidad

Muchos autores han hablado acerca de la importancia de los diálogos; Juan José Millás dijo en más de una ocasión que son la parte más complicada de la creación literariadeben parecer reales aunque nunca se asemejen a la realidad“.

Como ocurre con todos los oficios en la narrativa hay autores a los que les resulta más sencillo trabajar sobre unos aspectos de la creación y ponen especial énfasis en ellos que sobre otros. En el caso de los diálogos es interesante cómo existen ideas y comportamientos creativos tan opuestos: para algunos, suelen ser divertidos y sencillos mientras que otros se rompen la cabeza intentando huir de los diálogos forzados.

Los diálogos son uno de los elementos que nos permiten jugar con la veracidad; son como el punto de inflexión a través del cual la realidad de la ficción se involucra en la propia realidad y consigue confundir ambos mundos. Si nuestros diálogos no son creíbles, esa fusión no se dará y la distancia que se creará entre ambos mundos impedirá que el lector disfrute de la obra.

La importancia de los diálogos en la narrativa

Cómo crear diálogos realistas

Para conseguir veracidad en los diálogos es fundamental que consigamos ponernos en el lugar de los personajes (ser ellos, vivir en su época, tener sus gustos y cultura) para darles la voz exacta que les corresponde. Porque dependiendo de la época, la clase social e incluso de la sexualidad, nuestros personajes varían su forma de expresarse.

Pero debemos tener presente algo. En el diálogo de una narración encontraremos un elemento que no existe del todo (o no siempre) en la vida real: la lógica. Las frases suelen comenzar y terminar y permiten que el lector se aproxime a un entendimiento mayor de la historia; si creamos diálogos confusos y que carezcan de lógica, más parecidos a la realidad, posiblemente nuestra historia se venga abajo. Para crear diálogos así, quizás lo mejor es que los personajes no se expresen.

La importancia de los diálogos en la narrativa

Y aquí viene lo más importante: las reglas de la lógica de la estructura de nuestra historia, no se explican directamente, lo hacen más bien de forma subterfugia.  Y, una vez más, los diálogos juegan un papel fundamental. Ellos nos ayudan a explicarle al lector cómo funciona el mundo y qué cosas no pueden suceder de forma sutil.

La forma de conseguirlo es:

  1. Afrontando con normalidad la conexión entre los diálogos y el resto de la obra.
  2. Evitando hacer aclaraciones del tipo “gritó enfadado” o “respondió atónita” cuando no es necesario.
  3. Dejando que el lector deduzca, considerándolo una persona con el suficiente juicio como para ser capaz de entender los entresijos de la narración.

Y, otra cosa importante. Plantear una serie de reglas no significa de ninguna manera que no podamos sorprender al lector;  lo que significa, más bien, es que cuando lo hagamos, éste en vez de quedarse estupefacto y sin poder comprender por qué ha sucedido tal o cual cosa, sonreirá satisfecho porque finalmente le caerá la ficha. Esto que resulta tan sencillo de explicar en este texto consiste en uno de los desafíos más difíciles que nos propone la escritura.

Teorizar en base a la escritura puede ser sumamente sencillo, a la vez que inútil si no se nutre de la experiencia de la propia esctritura; por eso, ahora, para evitar que este texto sea anodino, necesito que nos pongamos manos a la obra, a ver si realmente estos consejos son tan útiles como parecen. ;)

La importancia de los diálogos en la narrativa

Comentarios3

  • Rapsodico

    Interesantísimo artículo que deja claro la importancia de los diálogos en la narrativa. Me pongo manos a la obra ;)
    Un abrazo, Tes.

  • Rafael Merida Cruz-Lascano

    En este indispensable artículo pedagógico, encuentro música en cada estrofa y nos da pautas para una buena estética.

    Gracias.

  • Dilmer Raul

    Muy buenas las recomendaciones , gracias



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.