El Caballero de Jerez, Bonald

El escritor jerezano José Manuel Caballero Bonald acaba de publicar su obra «Entreguerras», un poemario extenso escrito con delicada poesía y la experiencia propia de un apasionado poeta de 85 años.

El último poemario de Bonald, publicado por Seix Barral y titulado «Entreguerras o De la naturaleza de las cosas», es una autobiografía en versos.

En esta obra el autor pone en palabras algunos de sus recuerdos más intensos y el de ciertos escritores que han marcado considerablemente su estilo y su vida, entre los que se encuentran: Virgilio, Góngora, Juan de la Cruz, Garcilaso, Juan Ramón Jiménez, Rimbaud, Bécquer, Cernuda, Ibn Arabi, Quevedo, Cesar Vallejo, Valente, Mallarmé, Gimferrer, Luis Rosales o Gonzalo Rojas.

En una reciente entrevista realizada por Babelia, Bonald expresó:

Pequeña biografía de Bonald

José Manuel nació en Jerez de la Frontera y desde pequeño se apasionó por las letras. Publicó su primer libro de poesía en 1952, se titulaba «Las adivinaciones».

Fue un hombre político, luchando contra el franquismo, y por las libertades de sus compatriotas; dadas estas actividades fue detenido en varias ocasiones y torturado por el régimen.

En el año 2005 fue reconocido con el Premio Nacional de las Letras y al año siguiente con el Premio Nacional de Poesía, fundamentalmente por su obra «Manual de infractores».

Cabe señalar que es un artista que ha cultivado amplios géneros, tales como la poesía, la novela, el guión y la adaptación de obras dramáticas en el teatro.

Vivió en Latinoamérica durante varios años y al regresar a España continuó con su labor poética, evocando en sus obras el sentir flamenco de Andalucía, defendiendo la esencia de los cantautores e inculcando su pasión por la música de su preciosa tierra.

Entre las obras publicadas por Bonald se destacan: «Las adivinaciones«, «Memorias de poco tiempo«,»Pliegos de cordel«, «Vivir para contarlo«, «La costumbre de vivir«, «Toda la noche oyeron pasar pájaros» y «Copias del natural«, entre otros.

El arte para afrontar la adversidad

Para Bonald la literatura, principalmente la poesía, consiste en una herramienta fundamental para luchar contra las vicisitudes de la vida y poner en palabras esos dolores agudos que carecen de explicación. En su caso, la poesía le ha permitido dar cuenta de las pérdidas, muchas de esas ocurridas de forma brusca como fueron las de sus compatriotas y amigos caídos durante la dictadura de Franco, arrimar fuego a la nostalgia y pulir el dolor profundo que deja el desarraigo.Dice:

Está convencido de que no existe censura capaz de coartar la libertad del escritor o del artista, porque el arte es algo que nace de adentro y  el artista no puede sobreponerse a ese fuego que nace en sus entrañas, esto lo lleva a expresar que ser libertario no es una cualidad del poeta sino una condición de su alma, a la que nadie puede cambiar.

La poesía de Bonald está impregnada de las pérdidas, aquellas cosas que ya no puede recuperar, pero además es esperanza, para aquellos que amamos la vida y la libertad. Su estilo libertario y de trabajo afanoso es una fuente de inspiración para todos aquellos que buscamos respuestas y que deseamos entender la vida a través de la poesía, como Bonald sabe hacerlo. Como no se cansa de hacerlo, al publicar con 85 años su nuevo libro.

Luchar contra todo tipo de dictadura

Sabido es por todos los estragos que han hecho las dictaduras en los países que han tenido que sufrirlas; sin embargo, se cree que dictadura es ese gobierno llevado a cabo por gobiernos tomados a la fuerza en manos de militares, pero, ¿estamos seguros que no existen otros tipos de formas de militarizar la política?

En verdad existen dos formas de dictaduras: las que entran a gobernar forzando la libertad de los pueblos y las que lavan la cabeza de ese pueblo y consiguen que éste las avale y les ceda por «voluntad propia» su libertad y sus derechos, aunque las consecuencias sean atentados contra la vida de otras naciones.

Cuando en 2003 se anunció la invasión a Irak por parte de la coalición cuyo líder era Estados Unidos, el enojo que Bonald sintió contra los que como marionetas acataban esas decisiones, lo llevó a escribir «Manual de infractores«. Una obra contra la animadversión, la injusticia, los gregarios y los sumisos, esos obedientes que creían que si Bush y Blair aseguraban que había que invadir Irak, era porque era necesario hacerlo.

Esta obra marcó un antes y un después en la obra de Bonald pues, este hecho acaecido en las puertas del siglo XXI, demostraba que nada se había madurado como sociedad. En su manual Bonald consiguió expresar su enorme negación a ceder ante el imperialismo y lo hizo en forma de unos fantásticos poemas.

La poesía en la vejez

Bonald dice que le gusta mucho una frase de Onetti en la que dice que desea quedar amnésico para poder volver a leer con la misma pasión y el mismo deslumbramiento de otra época obras que le han marcado; y asegura que él, lo que agradece de la edad es la posibilidad de olvidar ciertos libros que le han fascinado para poder releerlos con esa ilusión y esa placidez propia de sus años jóvenes.

Próximamente podremos disfrutar del nuevo poemario de Bonald, en el cual el autor realiza una cuenta atrás y plasma cuestiones sumamente intimistas de su vida y de la vida de España.

Según el poeta si un psiquiatra tomara sus poemas podría descubrir su interior más profundo y desvelarlo, asegura que cuando escribe poesía es el momento en el que es más él mismo, cuando no existen barreras y su alma se revela pura y sincera. ¡Esa es la verdadera poesía! La que nace de lo más profundo de un ser y le permite mostrarse único y sin tapujos.

Si no han leído poemas de Bonald, no duden en adquirir algunos de sus libros, pues es un poeta que los dejará altamente conmocionados.

Comentarios1

  • RebecaP

    Me gustò mucho esta reseña, no sabia de José Manuel Caballero Bonald, tan solo por leer aqui algunos titulos de sus obras, y luego leer este poema que gentilmente has puesto, me he interesado en el.
    Muchas gracias
    Saludos



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.