Editores que no hacen lo que se espera de ellos

Los editores suelen hablar de su imprescindible labor a la hora de publicar una obra, sin embargo los autores se quejan de que no hacen el trabajo adecuadamente, que no cumplen con la función fundamental por la que existen.

Autores contra editores

Según las principales editoriales, que llevan años en la edición y publicación de obras optar por la autoedición no es una idea acertada, teniendo en cuenta que en este tipo de producciones los editores no ocupan ningún papel, las posibilidades de que la obra llegue a buenas manos y consiga una cierta repercusión es casi nula. Así lo afirma, por ejemplo, Hachette Book Group una editorial que publica a autores como James Patterson o Michael Connelly. En un documento enviado a sus autores donde aseguraba que la autoedición era un equívoco exponían:

Lo que debe hacer un editor

Entre las tareas de un editor está la de saber encontrar un diamante en bruto, una fuente talentosa, y guiarla a fin de que desarrolle una carrera exitosa. Se encargan de identificarlos y separarlos del montón de autores que se encuentran dispersos por el mundo, a fin de darles un trato especial y ayudarlos a conseguir que destaquen en el mercado.

Además, un editor se dedica a estudiar los diferentes ambientes y qué obras son adecuadas a cada uno, luego sabe indicar cómo debe distribuirse el material, a fin de que llegue a buenas manos y no se pierda en quién sabe que camino de anonimato. Esto lo consiguen mediante a la negociación con librerías y socios, que aceptan vender y promocionar las obras en torno a sus posibilidades.

En algunos casos, los editores se encargan de crear marca para el autor, protegiendo su propiedad intelectual, y poniéndolo al tanto de sus derechos y obligaciones en torno a sus obras. Además, ayudados por su experiencia y conocimientos en marketing y publicidad, ubican las obras en el mercado de la forma más adecuada posible. De este modo el autor se ve contenido en una red inteligente donde la creatividad y la visión de negocios, ayudan a establecer una estrategia satisfactoria, que conduce al éxito.

De todas formas, entre la labor que dicen realizar y la que en verdad ponen en marcha, hay una gran diferencia, el propio J.A Konrath, que alcanzó un número de ventas increíble autoeditando su obra, asegura que los editores se dan más importancia a sí mismos que la que en verdad tienen, de hecho cree que deberían empezar a hacer algo de verdad, en vez de continuar hablando tanto de sus fantásticos e imprescindibles talentos en el mundo editorial. Dice que en primer lugar deberían ofrecerse regalías superiores a los autores que las que se dan y realizar la publicación con mayor rapidez y disminuyendo los costos de los libros digitales, entre otras cosas. Por otro lado, agrega que es muy importante comenzar una campaña de marketing eficaz, con anuncios y publicidad más llamativos y promocionar sobre todo a través de las redes sociales.

El mercado del libro y la digitalización

En los últimos años el aumento del consumo del contenido digital ha permitido que los autores cada vez más opten por la autoedición, muchos utilizando para ello el Crowdfundig, pese a ello todavía existe una fuerte corriente ideológico que intenta demostrar la superioridad del material publicado en papel que el que sale únicamente en formato digital. Lo cierto es que ninguna de ambas opciones son absolutas.

Existen muchas buenas obras que no han sido publicadas en papel por carecer del apoyo de una firma editorial, y por otro lado, muchas obras que son publicadas en papel pueden considerarse «basura». Creo que el secreto está, una vez más, en saber elegir y en atreverse a tomar lo bueno de cada opción.

Me resisto a creer que todos los editores son iguales y que buscan su propio beneficio, del mismo modo que tampoco considero que aquellos autores que se autoediten estén tomando una decisión desafortunada. Supongo que cada uno, de acuerdo al género al que se dedique, al tipo de contactos que tenga y a una serie de factores que cada uno conoce, debe tomar la decisión que cree correcta, aquella que hará que su obra pueda venderse y muchos lectores se acerquen a ella, en el formato que sea, porque después de todo el formato es un medio, pero no es la esencia de la obra de arte.

No creo que, como muchos afirman, los servicios editoriales en un futuro sean obsoletos, creo que los editores son importantes, sobre todo porque a los autores no nos gusta tener que ocuparnos de las cuestiones del marketing, básicamente porque no nacimos para eso y no sabemos hacerlo. Lo nuestro es sentarnos frente a una hoja y escribir.

Otro caso es el de los agentes literarios, que intermedian entre autores y editores. Estos últimos han sabido moverse lo suficiente como para desprenderse de esa dependencia con los agentes, pudiendo ser ellos quienes conozcan nuevos talentos y les brinden la oportunidad de salir del anonimato sin que sea necesario que existan los primeros. Los agentes literarios, por otra parte, cobran una comisión importante, que a los autores les viene muy bien poder ahorrarse. Por estas dos razones, y por otras que pueden barajarse, es que los agentes literarios cada vez ocupan un lugar más ínfimo en el sector editorial.

Como lo hemos dicho, si los editores realizaran bien su labor, si el precio de los libros digitales disminuyera y si las editoriales cumplieran con aquello que prometen en sus contratos, el mercado del libro mejoraría muchísimo y los autores nos sentiríamos contenidos y apreciados en el inmenso universo de la publicación. Llegado este punto, sólo resta aclarar que el declive del mercado editorial no vino con la llegada de la digitalización, sino con el incumplimiento de las labores por parte de los que intervienen en la publicación de las obras.

Comentarios2

  • airfg58

    Muy interesante. Creo que realmente lo importante es que cada quien juegue el papel que le corresponde, que cada cual haga su trabajo y el mundo de la literatura seguirá ganando con ello y por ende, el público también.

  • Blancalina67

    Un gran tema de amplia conversaciòn, diferentes enfoques pero en fin respeto cada opinion.

    saludos y FELIZ DOMINGO.



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.