7 curiosidades sobre Francisco de Quevedo

“Los que de corazón se aman, sólo con el corazón se hablan”. Esta conocida frase que ya forma parte de nuestro acervo cultural pertenece a uno de los escritores más importantes de la literatura universal. Nos estamos refiriendo al español Francisco de Quevedo y Villegas, una de las plumas insignes del conocido Siglo de Oro.

El Parnaso Español (1648), La vida del Buscón (1626) o El Caballero de la Tenaza son algunas de las obras que realizó y que le han encumbrado como uno de los más grandes literatos en castellano. De ahí que mucho se haya escrito y hablado sobre él, pero eso no impide que su vida y su bibliografía estén llenas de curiosidades que sólo saben sus entendidos.

curiosidades-quevedo

Por eso, ahora ha llegado el momento de que la mayoría conozcamos ciertas particularidades de este escritor que seguro que a todos nos sorprenden o llaman la atención:

  1. Vino al mundo con cojera, con una notable miopía y con deformaciones en los pies, lo que hizo que desde temprana edad tuviera que soportar las burlas de otros niños y mayores. Precisamente por eso, se refugió en la literatura, en la que encontró su tabla de salvación.

  2. Esa pasión por el citado arte no sólo le hizo convertirse en escritor sino también ser un ávido lector. Tanto es así que se establece que cada vez que realizaba un viaje llevaba consigo 100 libros diferentes y que incluso dio forma a distintos artilugios que le permitían leer mientras comía o cuando se encontraba en la cama. Todo eso sin olvidar que cuando falleció tenía una biblioteca con 5.000 obras.

  3. Como ya es sabido por todos, mantuvo una fuerte y permanente enemistad con el poeta cordobés Luis de Góngora. La misma, según se ha teorizado, comenzó cuando Quevedo, siendo estudiante, se dedicó a publicar poesías con el seudónimo de Miguel de Musa en las que se burlaba de las realizadas por aquel. El cordobés descubrió quién intentaba humillarlo públicamente y así fue cómo comenzó una “batalla” constante entre ambos. Precisamente es muy conocido el poema A una nariz que el madrileño compuso a su enemigo burlándose del apéndice nasal que poseía.

  4. Era realmente hábil con la espada, de ahí que, en más de una ocasión, se viera implicado en peleas. Precisamente una de esas hizo que, por defender a una dama, acabara matando a su contrincante. Y eso que son muchos quienes opinan que este autor era marcadamente misógino y xenófobo.

  5. Entre sus muchas pasiones estaba la caza, el tabaco, la bebida y los prostíbulos, que parece ser frecuentaba con notable frecuencia.

  6. Debido a esa miopía que tenía, siempre llevaba consigo sus famosos anteojos. Tanto protagonismo han tenido que incluso en la RAE se utiliza el término quevedos para referirse a unas lentes de forma circular que se sujetan a la nariz y que poseen armadura.

  7. Una de las historias más singulares de Francisco de Quevedo tiene que ver con su muerte. Y es que tras fallecer sus restos no sólo fueron profanados, por un ladrón que quería robar sus espuelas de oro, sino que también fueron trasladados de un lugar a otro de Villanueva de los Infantes. El resultado es que existen muchas dudas sobre dónde está enterrado aún hoy.

Comentarios1

  • 40

    Excelentes curiosidades de un excelente poeta!



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.