Cuando la métrica no tiene razón de ser

La métrica es uno de los elementos que acompañan a la poesía desde sus orígenes; muy necesaria si se desea entender la lírica de una época determinada, así como también para crear un poema que responda a los estándares de un determinado movimiento poético.

Sin embargo, muchas veces se la sobrevalora al punto de darle una importancia mayor incluso que al resto de los elementos que forman un poema, lo que trae como consecuencia una construcción banal y vacía de belleza.

En este artículo expondré mi humilde opinión respecto a la importancia que considero debería darse a este elemento, necesario pero no imprescindible, y la forma en la que debe concebirse un poema.

El verso libre y la métrica

Se dice del español que es una lengua rítmica y que el verso es la forma natural en el que ésta se manifiesta; por eso en verdad no existe un verso absolutamente libre, porque los poetas se ven influenciados por esa eufonía que caracteriza su idioma.

Es posible que esto sea verdad, sin embargo para ser más claros estableceremos una diferencia entre verso regular y verso libre; teniendo como el primero aquellas construcciones en verso que respeten a raja tabla la métrica y rima de las estrofas, y en el segundo grupo, aquellos que se centren en la idea poética y se alejen a propósito de las bases de la metro.

La poesía existía antes que las palabras pudieran escribirse. Es más antigua que el propio idioma, pues se encuentra iluminando la vida de los seres humanos a través de la música en períodos anteriores a la Edad Media.

En sus orígenes, la métrica consistía en un recurso fundamental para la creación de una poesía pues para que ésta pudiera compartirse con otras personas era necesario memorizarla (todavía no se habían creado las imprentas); por esta razón, que los versos contaran con una determinada extensión y rima, era de suma utilidad.

Con el surgimiento del verso libre, donde estos elementos no participan o su protagonismo es aleatorio, se perdió esta posibilidad de aprender y repetir los poemas de memoria; porque el verso libre escapa a la memoria.

Cabe señalar que las cualidades que distinguen a un verso de un texto escrito en prosa son: ductilidad, elasticidad, maleabilidad y sonoridad; aquellos poemas que carecen de estos elementos no se consideran propiamente líricos, sino parte de un estilo que recibe el nombre de prosa fragmentada, presente en la poesía del siglo XX. Si bien los versos libres no se encuentran en su totalidad dentro de este estilo, se acercan más a él que a la poesía regular.

En este punto cabe señalar que cuando la métrica dejó de tener la importancia de colaborar con la memorización de los versos, pasó a un segundo plano; sin por eso desaparecer la poesía del mundo.

¿Para qué sirven la métrica y la rima?

Algunos poetas recomiendan tener un alto conocimiento de la métrica y la rima a la hora de componer versos, de manera que se pueda saber cuándo utilizarlas y cuando no. Y además porque es la mejor forma de acercarse a la poesía de otras épocas para conseguir captar la esencia de las palabras y el ritmo de la lírica. Pero ¿sabemos qué es la métrica y para qué sirve?

Según un texto escrito por David Coll la métrica es como un corsé de hierro que, al inicio del aprendizaje, impide que el poeta se exprese de forma armónica o espontánea; sin embargo, una vez que se supera ese período inicial, se convierte en una base fundamental para la escritura. De modo que es posible expresarse con completa armonía y libertad, sin ser esclavos de la métrica, pero pudiendo captar su importancia.

La principal utilidad de la rima es causar placer en el oído y en el alma del lector. La necesidad y la satisfacción que produce la simetría acústica, según Coll, cosa que puede probarse en la mayoría de los lectores, es todavía un misterio sin resolver.

¿Por qué ciertas repeticiones nos causan algo particular? ¿Por qué la belleza en una rima nos produce sensaciones físicas que no somos capaces de controlar y explicar? Este efecto de la repetición de las palabras en nuestro interior podría compararse con el provocado al escuchar el vaivén de las olas del mar.

Según Octavio Paz, en una poesía las palabras surgen del ritmo y entre la idea poética y éste hay una relación única; se necesitan de igual forma que la flor requiere del tallo para ser. El poeta expresa que el ritmo no debe tomarse como la suma del tiempo dividido en pequeñas porciones, porque es mucho más que eso; hace referencia a la herramienta con la que el poeta cuenta para encantar el lenguaje, y debe ser utilizado de forma artística y no matemática.

En un poema la sucesión de pausas y golpes representan la intención del poeta y el enfoque que desea dar a sus palabras. Por ende, el ritmo es el que da sentido a las palabras, generando una determinada expectación en los lectores.

¿Arte o matemática?

La métrica por tanto, si bien es un elemento casi indivisible de la poesía, no puede ser el que determine la consecución de los versos; porque al darle más importancia que al ritmo o incluso que a la idea poética, se construye un verso matemático. Quizás desde el punto de vista métrico sea perfecto, pero carecerá de significado y de belleza.

No creo que existan reglas preestablecidas que deban encausar nuestra poesía, porque toda obra de arte debe surgir de nuestro interior.

Es posible que conocer ciertos conceptos, como las nociones fundamentales de la métrica, la rima y el ritmo, pueda ayudarnos muchísimo a encontrar nuestro propio estilo poético; sin embargo, como en todas las áreas, es necesario liberarse, encontrar las palabras justas para decir las cosas escapando de todo prejuicio y forma. En pocas palabras: descubrir una manera auténtica de decir las cosas.

Para finalizar diré, por si no ha quedado expresado con claridad, que considero muy necesario acercarse a la teoría para comprender la poesía de las diferentes épocas y empaparse del significado que cada tipo de verso tuvo en sus orígenes, así como también para entender aquello que surge de nuestra alma y definirnos a nosotros mismos. Sin embargo, también creo que atarse a estos conceptos con antelación no nos llevará a crear una obra de arte, sino a agrupar palabras de la forma entendida como correcta, que se escapa rotundamente de las bases de la belleza poética y del arte en sí mismo.

Comentarios14

  • benchy43

    Interesantísima tu exposición. Al respecto, te comento que cuando yo comencé a escribir en el foro (apenas a 3 meses de iniciado mi camino en la poesía), un poeta, maestro de aquellos tiempos, me indicó con toda certeza: "Rubén, estáis demasiado atado a la rima, suéltate". Ese maestro, siempre recordado, es Óscar Bartolomé Poy (Faetón). Aún así, me encanta el soneto y trato de mejorar mi producción en cada uno de ellos. Es que el soneto, es un reto.

    En cuanto a tu post es completo y comprensible, mis felicitaciones. Me llamó la atención una referencia que haces de David Coll, muy bonita y ejemplificadora, que de mi parte era desconocida.

    Respetuosamente.

    Ruben.

    • Tes Nehuén

      ¡Muchas gracias, Ruben! Me alegro de que te haya gustado el articulo, y también que hayas podido contar con un sabio maestro que fue capaz de darte semejante consejo.
      Un abrazo.

    • Yasser Berney

      Interesante explicación y diferencia entre la poesía y poema. Me gustó tu aporte. Una explicación clara.
      Gracias por compartir.

      Yasser Berney Flórez(Poyma)

      • Tes Nehuén

        ¡Gracias por leerme, Yasser!
        Un saludo

      • le mita

        Hay que dar a la rima lo que es de la rima..
        y a lo que digo y escribo palos...
        por que a veces escribo cada cosa....

      • hugo emilio ocanto

        Tu explicación ha sido clara y precisa.Vital importancia haberla leído. Para tener en cuenta y no devanarse sesos al escribir lo que uno siente espontáneamente.
        (Hugo Emilio Ocanto)

        • Tes Nehuén

          ¡Muchas gracias, Hugo! Me alegro de que te haya gustado y espero que te sirva en tus futuras creaciones.
          Un abrazo.

        • Florentino Segundo

          QUE INTERESANTE AYUDA NOS DEJAS QUERIDA AMIGA...

          TODA AYUDA SE AGRADECE QUERIDA TÉXIL Y ESTA ES DE SUMA IMPORTANCIA.


          GRACIAS.

          • Tes Nehuén

            ¡Muchas gracias, Florentino! Pero lo cierto es que sin ustedes, los lectores, no tendrían sentido mis artículos... Así que las gracias se las doy yo a todos los que están ahí, leyéndome.
            Un besote.

          • nellycastell

            Muy buena contribución a la poesía, me gustó mucho leer todo esto que siempre hace falta. Agradecida de que lo hayas compartido.

            • Tes Nehuén

              ¡Muchas gracias a vos, Nelly! Espero que estos consejos te sean útiles.
              Un abrazo.

            • libelle

              Yo siempre escribo sin usar la métrica no sé si es bueno o malo, pero me dejo llevar por el alma y la pasión al escribir
              Si me tengo que poner a contar versos no sería yo, Ya sé que muchos se pondrán las manos en la cabeza y gritaran bruja bruja jajjajaja pero es mi manera de hacer poesía.
              Pero amo y respeto toda clase de poesía, pero también es cierto que a veces por ajustarse a una métrica se pierde algo por el camino.
              Un saludo afectuoso gran texto

              • Tes Nehuén

                ¡Hola, Libelle! ¡Deja que se agarren la cabeza y escribe lo que te sale del alma! Pienso que cada uno sabe cuál es la mejor forma en la que puede sentirse libre. Algunos necesitamos tener noción de ciertos principios y otros prefieren escriben fluyendo sin freno; y ambos tipos de personas podemos escribir preciosos versos, o malísimos (jiji).
                Un abrazo.

              • Amediana

                Hola. Leí el artículo y todos los comentarios. No soy poeta, escribo poemas sin serlo. Me gusta mucho seguir la métrica, hasta donde sé de ella, pero no lo hago como algo esquemático. Me gusta sentir el tono y el ritmo. Respecto a este análisis coincido totalmente con el comentario de Ivan Rey, no lo conozco, pero creo que su análisis es correcto. Buena idea publicar este articulo, creo que nos ayuda a todos.
                Gracias.

              • jeanet

                Texil: Me encanto tu artículo, me siento totalmente identificada con tus palabras, y concuerdo plenamente con lo que en él expresas, la expresión ritmica del sentimiento que aflora en una blanca hoja, no debe teñirse de aspectos fríos matemáticos, mas bien, debe fluir conforme corazón, testa y alma se fundan en sintonia de palabras encantadas que den rienda suelta al dolor o la alegría pensada.
                un abrazo.
                Jeanet.

              • Yolanda Barry

                me gustó mucho tu artículo,a mi me complace escribir lo que voy sintiendo,es difícil medir los sentimientos en los poemas,pero admiro mucho a quien lo logra,dándole mérito a lo que escribe,un abrazo.

              • Criticón

                Me ha encantado tu artìculo, bueno yo como libelle me agarro la cabeza y digo Brujo, brujo, brujo...
                Bien no me dedico a la poesia y escribo poco, pero para todo el que escriba deberìa leer tu escrito, pues muchas preguntas que me hice antes las contestaste en el mismo...
                Besos y gracias princesa...

              • Rafael Merida Cruz-Lascano

                Excelente "Cuando la métrica no tiene razón de ser" este conocimiento es indispensable para quien escribe.
                y particularmente para mi, por lo que lo coloco en mi escritorio.

                Gracias.
                Rafael Mèrida Cruz-Lascano.

              • Salomon2

              • el jota

                "lo que trae como consecuencia una construcción banal y vacía de belleza" soy de los que escribe como tú dices LO QUE ME SALE DEL ALMA y es que en algunas ocasiones puedo darle rima, muy poco uso la métrica "perfecta", pero para darle un toque estético uso es la separación de estrofas por versos... 4 - 5 - 4 - 5 o 4 - 4 - 3 - 4 - 4 - 3... o cómo sea pero siempre siendo un poco simétrico en ese aspecto. Creo que cada poema tiene una manera de ser, hay unos que nacen para ser escritos con métricas perfectas, hay otros que nacen de manera libre, porque nada es tan FATAL como darle rima o métrica a algo por obligación, pierde la belleza y se ven muy acartonados... (En mi humilde opinión)



              Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.