Autores que fallecieron antes de publicar su obra maestra (I)

Cuando pensamos en un escritor nos podemos imaginar a una persona apasionada de las letras, con vida bohemia, que encuentra la inspiración en todo lo que tiene a su alrededor y que siente la necesidad de aislarse para poder plasmar en un papel las historias tan atractivas que salen de su imaginación y que consiguen el respaldo de la crítica y del público. Esta es la imagen que podemos asociar con un autor, pero eso no significa que sea la que identifica a todos. Y es que, entre otras muchas cosas, no todos logran el reconocimiento deseado.

Precisamente hay algunos literarios que llegaron a fallecer antes de que se procediera a publicar su obra maestra. Y de algunos de esos es de los que ahora te vamos a hablar. Sí, te vamos a dar a conocer algunos de esos nombres que no pudieron disfrutar en vida del éxito del que ha sido considerado su mejor trabajo. Toma nota:

Stieg Larsson

Sin lugar a dudas, uno de los escritores más relevantes de los últimos años fue este de origen sueco. ¿Quién no ha leído su trilogía Millenium que ha conseguido incluso ser llevada a la gran pantalla? Millones y millones de personas han disfrutado con las aventuras del periodista Mikael Blomkvist y la joven Lisbeth Salander. Sin embargo, el autor murió de un infarto pocos días antes de que se publicara la primera entrega y pocos días después de hacer entrega a la editorial de la tercera parte.

John Kennedy Toole

Uno de esos autores apasionados de la literatura que cree ciegamente en uno de sus trabajos y que hace todo lo posible porque se publique es esta pluma norteamericana. No obstante, lamentablemente no pudo hacer realidad su sueño de ver publicada su novela La conjura de los necios.

Tanto luchó por conseguir que se le hiciera caso sin éxito y tantas puertas se le cerraron que acabó suicidándose en 1969. Sin embargo, su madre no quiso quedarse de brazos cruzados y deseó hacer realidad el sueño de su hijo. Y lo logró. Así esa novela, llena de humor y acidez, vio la luz en el año 1980 y al año siguiente logró el Premio Pulitzer.

Sylvia Plath

Suicidándose es como acabó su vida esta otra autora norteamericana, que sufría ciertos trastornos mentales. Eso le impidió ser testigo de la publicación de una de sus obras que está considerada como un pilar fundamental dentro del mundo de la poesía. Nos estamos refiriendo a Ariel, que se publicó póstumamente en 1965.

En ese libro se incluyen algunos de los poemas más alabados y famosos de la escritora como son Doña Lázaro, Amapolas en octubre, Eres o Papá.

Estos tres escritores son un ejemplo de literatos que fallecieron antes de ver publicada su obra más importante. No obstante, entre esos se encuentran también otros tales como Charles Buwoski, que murió un año antes de publicar Pulp, o Roberto Bolaño, que no pudo ser testigo del lanzamiento de su 2666.

Comentarios4

  • Maricel peña

    Excelente, gracias.

  • librarian

    :o yo no me quiero morir todavía o..o

  • Antonio José Royuela

    Atractiva serie de artículos que has iniciado, María. Aunque los casos de hoy los conocía, ya estoy a la espera de los próximos. Y como dice Librarian, yo tampoco me quiero morir ;)

  • Ramon33

    Cuando se nace, se empieza a morir...RFT



Debes estar [email protected] para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.