Augusto López: “Soy un gran defensor de practicar en muchos charcos”

Entrevista Augusto López (Primera Parte)Mitad Doble es la Asociación Cultural que dirige Augusto López, un escritor malagueño atrevido, capaz de acercarse a las fronteras entre géneros y romper los estereotipos.

En esta entrevista nos cuenta sobre sus orígenes y sus inclinaciones literarias. También conversamos sobre la revista Mitad Doble que se publica de forma semestral y sobre los cambios que las nuevas tecnologías han impuesto sobre la escritura y la difusión cultural.

Comienzo hablándole sobre un evento literario del que participarán importantes referentes de la literatura española. Le pregunto su opinión acerca de alguno de ellos. Y así se desenvuelve nuestra charla.

 
R—Yo lo que noto es una influencia excesiva de los escritores norteamericanos. Hay una serie de popes que lo marcan todo y cuando tú te los lees y luego lees a autores de nuestra época, te das cuenta de que todo el mundo escribe como ellos. Basta con que tú te leas a Paul Auster o a Raymond Chandler y después te leas al Auster de Cuenca, al Chandler de Barcelona para notarlo. Y esto te acaba cansando un poco.

 


 

P—¿Quizá esa influecia se ve más en el cuento que en la novela?

R—Sí, es cierto. Pero en cualquier caso creo que es muy complicado tener una referencia tan cercana y ser original. Creo que ahora mismo la narrativa en particular tiene esa frontera y hay muchos escritores conocidos que me parece que tienen eso. Me aburren porque los veo fríos, con estructuras un poco desaliñadas.

 


 

P—…Y ¿una tendencia a los finales abiertos?

R—Sí, y a lo fragmentario. Y yo como lector estoy un poco cansado de eso. También es verdad que pueden ser muy cansinos esos finales muy preparados… En el fondo lo mucho cansa.

 


 

P—Tú escribes, eres editor, trabajas en la revista Mitad Doble: hay una pasión por el lenguaje que te caracteriza. ¡Cuéntame cómo te llegó la literatura!

R—Pues, la verdad es que desde siempre me ha gustado la literatura. Fue algo muy natural, el interés por la palabra tanto oral como escrita. Me gusta hacer teatro, narrativa, poesía, y publicidad. Me gusta todo lo que tenga que ver con la palabra.


 

P—O sea que te gusta explorar nuevos horizontes. ¿Qué tiene que tener un género para que te interese indagar en él?

R—Pues, realmente, que sea distinto a otro género. Yo soy una persona que confía mucho en el mestizaje y creo que tenemos una visión muy compartimentada del hecho artístico. Por eso me parece muy interesante conocer otros géneros, experimentar, trabajar con ellos porque de eso se puede aprender mucho. También uno muchas veces se equivoca pero también es muy interesante equivocarse. Y yo soy un gran defensor de practicar en muchos charcos.

Entrevista Augusto López (Primera Parte)


 

P—¿Y sueles fusionar los géneros? ¿Atravesar la frontera que divide a cada uno?

R—Sí, claro. Me gusta mucho. Tengo un libro que se llama “Piccolo teatro” que está basado en el teatro de objetos, donde por ejemplo hay un vaso y una jarra que se ponen a hablar. Y tú lees el libro y los objetos son personajes hablando como si fuera una obra de teatro representada por personas. Pero es un libro que está hecho para leer: un experimento de extrañamiento que es mejor para leer… Y es un experimento que me ha gustado mucho.

»También me gusta mucho trabajar con ilustradores e ilustradoras (la ilustración me encanta porque creo que les da un toque muy especial a los libros) y con fotógrafos. Creo que vivimos tiempos muy interesantes donde los medios tecnológicos paradójicamente han creado un acercamiento mayor a lo artesanal y a lo próximo, y creo que es muy buena esa mezcla que produce Internet de todo, esa avalancha; y uno por un lado la tamiza y la filtra, y por otro lado, inevitablemente, se deja llevar por el azar y va encontrando una cosa u otra, y así pueden surgir cosas muy interesantes. Incluso es muy interesante si pensamos en las vanguardias. Las vanguardias europeas, básicamente fueron una recepción del arte de las colonias. Varios artistas muy inteligentes y con mucho sentido de la oportunidad dijeron “bueno, de esto nos apropiamos nosotros, rompemos un poco el arte figurativo pero nosotros lo hemos inventado”. Entonces se generó una nueva cultura, pero una cultura un poco falsa, porque realmente ahí lo que había era el descubrimiento de algunas culturas primigenias y un batido un poco sospechoso.

»Ahora lo que ocurre con Internet es que se nos pone a todos un poco al mismo nivel. Y por eso, como todo lo que sea democracia, participación, es más complicado, hay ciertas resistencias. Porque siempre en las dictaduras todo es más fácil y más cómodo.

 


 

P—Internet ofrece un montón de posibilidades para la difusión. Pero aunque hay más oportunidades para difundir el trabajo de revistas como “Mitad Doble”, las publicaciones terminan en un mar donde también hay muchos otros haciendo lo mismo. ¿Cómo se resuelve este problema?

R—Yo creo que de todos modos tenemos que relativizarlo un poquito. Es decir; si yo hago una revista en Málaga mi intención no debe ser llegar a todo el mundo, pues lo normal es que la gente que nos lea sea de Málaga, la que se encuentre más cerca. Por un lado está muy bien la universalización de los contenidos, pero creo que tenemos que descubrir un poco esa cercanía, esa complicidad, esa plaza pública que de algún modo se está recuperando. Y yo creo que Internet tiene esa paradoja: ha acercado a los que estaban muy lejos en la propia ciudad.

»Por otro lado veo como que ahora, gracias a Internet, hay muchos escritores y muy pocos lectores. A mí me parece fantástico que la gente se active, que escriba… lo que me parece un poco absurdo es que todo el mundo quiera hacer un “premio nobel”. De todas formas, hay mucha gente que simplemente quiere que la lea un grupo de gente en particular y eso está muy bien.
 

Entrevista Augusto López (Primera Parte)


 
Aquí puedes leer la segunda parte de la entrevista a Augusto López.
 




Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.