Francisco de Quevedo

A Apolo, siguiendo a Dafne

 Poema siguiente



Bermejazo Platero de las cumbres
A cuya luz se espulga la canalla:
La ninfa Dafne, que se afufa y calla,
Si la quieres gozar, paga y no alumbres.

Si quieres ahorrar de pesadumbres,
Ojo del Cielo, trata de compralla:
En confites gastó Marte la malla,
Y la espada en pasteles y en azumbres.

Volvióse en bolsa Júpiter severo,
Levantóse las faldas la doncella
Por recogerle en lluvia de dinero.

Astucia fue de alguna Dueña Estrella,
Que de Estrella sin Dueña no lo infiero:
Febo, pues eres Sol, sírvete de ella.

Poema siguiente 

 Volver a
Francisco de Quevedo

Comentarios13

  • Me parece un poema magnífico, ya que la burla es acertadísima
  • socre esta bonito no mas
  • johanna pues me parese algo muy esencial.
  • mutilina Alguien sabe si este poema es religioso o apolo y dafne son un mito griego.
  • Alucard No es la gran cosa...
    Pero me gusta por que lleva doble sentido
  • lupe es algo muy raro y con doble sentido
  • ITZAMARIS ESTA BIEN BONITO ME GUSTO
  • paola esta bien bonito
  •  
    solobrother es un gran consuelo saber que el más sabio, el más diestro, el más apuesto de los dioses sufra también el desdén de una mujer
  •  
    Francis Mota Muy buen poema, ritma de una manera unica!! Saludito francisco...m
  •  
    alanchevez me gusta como rima este poema
  •  
    miguel h garcia Buen poema, aunque burlesco y mordaz. El dinero todo lo puede según Quevedo. Gran poeta del renacimiento, repentista, crítico, místico y sus poemas formaban ampollas en la nobleza.
    Gracias
  •  
    c_a_r_l_o_s tal vez el paga y no alumbres se refiera a que a veces no basta el talento para obtener el amor de una mujer, sino que es el dinero el que gana.
  • Debes estar registrado para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.