Víctor Sandoval

El veterano de guerra

 Poema siguiente

La madrugada
en que los gallos se volvieron locos
y la Torre de Pisa
fue mutilada por cantar
cantares de Ezra Pound.

La noche
en que los gatos desollados vivos
por el celo
arañaban el aire del tejado
y el amante de la adúltera
abandonaba el lecho tibio
para que el engañado descansara
la fatiga y el asma de la fábrica.

El día
en que la tierra envejeció mil años,
cuando Hiroshima se quemó de pronto
y los dorados delfines del dólar
se orinaron de gusto.

La hora
en que el amor no pudo continuar
su acompasado navegar,
su eterno navegar de cuerpo a cuerpo,
porque el pulmón azul del agua
se hizo fuego y flor,
alucinante flor de fuego.

Nunca el vino de Europa
después del último verano
de la guerra
fue más sangre del hombre.
Los que tornábamos del frente
mordíamos en las uvas
los labios
de nuestros compañeros muertos
y el trigo de los campos
nos recordaba el pelo
del último soldado acribillado.

Fue entonces
cuando la paz pesada
como el agua de múltiples cuchillos
nos quitó el estandarte;
nos cubrieron el pecho de medallas
y nos dejaron solos,
con el rencor ardiendo.
Somos chispas nostálgicas
de la hoguera que un día
habrá de reencender su llamarada.

Poema siguiente 

 Volver a
Víctor Sandoval

Comentarios5

  •  
    Elsy Alpire Vaca Interesante y extenso poema, gracias.
  •  
    GATO TOTÓ me gusta la descripción.
  •  
    Poemas de Pepita Fernández QUE BUEN POEMA....DOLOROSO PERO BELLO
  •  
    felipe gonzalez mer Bello y triste poema de un suceso histórico,
    daño para seres inocentes
    dolor pletórico
    y peligro latente
    para la humanidad viviente.
  •  
    Johnny Rock La guerra es un trágico fenómeno multifactorial,tan antiguo como la Humanidad misma.en la que en su causa suelen predominar la ambición e intereses particulares.Los soldados son las piezas de esa macabra partida de ajedrez,que luego los gobiernos guardan con mas o menos boato y cómodo agradecimiento en su caja.Los políticos hablan de ella superficialmente, mientras los veteranos que la conocen a fondo, permanecen en un shock que les marca indeleblemente.
    Ezra Pound fué un gran poeta modernista americano,pero fascista y admirador de Mussolini e indirectamente mutiló con su antisemitismo mucho mas que a la Torre de Pisa.
    No sé si "los dorados defines del dólar,se orinaron de gusto " en el desastre de Hiroshima y Nagasaki.También ignoro si las ballenas del yen, se cagaron de vergüenza en el ataque traicionero, sin guerra declarada en el desastre de Pearl Harbour.
    Yamamoto, el gran Almirante japonés,al recibir las órdenes imperiales comentó : Me temo que vamos a despertar al león dormido".
    Literariamente, como poema,aunque sentido y desgarrador me parece mediocre.
  • Debes estar registrado para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.