Santos Domínguez Ramos

La aljaba del viajero (VIII)

 Poema siguiente

Como la torre que en la costa aguarda,
cercada de palmeras y arenales,
el improbable ataque berberisco;
como la torre expuesta al oleaje
exacto y riguroso y erosivo
de los días y los soles implacables
Como esa torre tú, como esa torre.

Poema siguiente 

 Volver a
Santos Domínguez Ramos