Santos Domínguez Ramos

El alfanje secreto (XIX)

 Poema siguiente

Un hombre no es un hombre hasta que no ha sentido
en su pecho los negros lebreles del olvido,
la torva geografía del dolor riguroso,
la arquitectura aguda del ajimez desierto,
el alpechín amargo y turbio de la ausencia.

Poema siguiente 

 Volver a
Santos Domínguez Ramos