Otoniel Guevara

Ciudad

 Poema siguiente

San Salvador:
un tren
sobre los guijarros de la noche
Vagones apestados de mendigos
Avenidas de Dante y Diosmeguarde

San Salvador no tiene nombre propio:
se llama miseluz guarhumo puñaluna

Un fósforo se enciende
y brillan las heridas

San Salvador ya no echa de menos a la lluvia
Se convirtió en maroma que observamos
con la boca redonda
de sorpresa
y de hambre

Poema siguiente 

 Volver a
Otoniel Guevara

Comentarios1

  •  
    Fractal Lo terrible y despiadada que puede ser la ciudad, la sociedad que margina...
  • Debes estar registrado para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.