Olga Edith Romero

Araña dorada

 Poema siguiente

Esa araña dorada que vive en tu jardín
es la misma que se instaló una noche en medio de mis ojos.
Perforó mi frente y estableció su casa
nadie pudo sacarla.
Se irá cuando ella quiera
(Tal vez no se irá nunca)
                              O ya se ha ido.

Poema siguiente 

 Volver a
Olga Edith Romero