Miguel Otero Silva

Siembra

 Poema siguiente

Cuando de mí no quede sino un árbol,
cuando mis huesos se hayan esparcido
bajo la tierra madre;
cuando de ti no quede sino una rosa blanca
que se nutrió de aquello que tú fuiste
y haya zarpado ya con mil brisas distintas
el aliento del beso que hoy bebemos;
cuando ya nuestros nombres
sean sonidos sin eco
dormidos en la sombra de un olvido insondable;
tú seguirás viviendo en la belleza de la rosa,
como yo en el follaje del árbol
y nuestro amor en el murmullo de la brisa.

¡Escúchame!
Yo aspiro a que vivamos
en las vibrantes voces de la mañana.

Yo quiero perdurar junto contigo
en la savia profunda de la humanidad:
en la risa del ñiño,
en la paz de los hombres,
en el amor sin lagrimas.

Por eso,
como habremos de darnos a la rosa y al árbol,
a la tierra y al viento,
te pido que nos demos al futuro del mundo...

Poema siguiente 

 Volver a
Miguel Otero Silva

Comentarios7

  •  
    Alejandro O. de Leon Soto Que bella definición de una muerte anunciada......en lo que seremos al deshacerse todo de nosotros, ....pero con una definición hermosa.."".TE PIDOQUE NOS DEMOS AL FUTURO DEL MUNDO!""
  •  
    lunaplateada bellla poesia realmente bello ese deseo de que el amor perdure atravez del tiempo fundido en la naturaleza
  •  
    Elsy Alpire Vaca Bello poema, me ha encantado leerlo, muchas gracias.
  •  
    REYNA GALACTICA Miguel Otero Silva escritor y poeta venezolano, me enorgullece leer un poema tan bello, un homenaje a la naturaleza a la cual el ser humano está inextricablemente unido.
  •  
    Amediana Para mi gusto y humilde entendimiento es un excelente poema. La idea de plasmar la esencia de dos vidas de hoy en la naturaleza entena es bellísima. Realmente creo que si, que un profundo amor pude perdurar más allá de la muerte.
  •  
    poncefap Hermosa oda a la trascendencia del amor!
  •  
    El príncipe Fito excelente...
  • Debes estar registrado para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.