Marosa Di Giorgio

Era la noche de mi casamiento...

 Poema siguiente

Era la noche de mi casamiento.
Aunque, asombrosamente, los preparativos hubieran empezado años antes; antes de que yo naciese, antes de las bodas de mis padres.
Pero, esa noche, bajo los dorados soles, y entre las berenjenas, que de tan azules, daban resplandores rojos, se atraparon criaturas inocentes y legítimas; se les sacaba el pelo y el sexo, y eran tendidas sobre las grandes asaderas.
Por lo menos, eso fue lo que vi en un cuadro, mucho tiempo después: mis familiares, de pie, ante la Divinidad de los tomates.
Y toda la noche se oyó una música grave, inexplicable; como si sonaran juntos, o fueran uno solo, la Danza del Fuego y el Bolero de Ravel.

Poema siguiente 

 Volver a
Marosa Di Giorgio

Comentarios1

  • Teresalba Más valor al agasajo, que a los agasajados. t_alba_4@hotmail.com

Debes estar registrado para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.