Mario Meléndez

Revelaciones

 Poema siguiente

En el lecho vacío de Dios
todas las putas son vírgenes
por última vez

Poema siguiente 

 Volver a
Mario Meléndez