María Mercedes Carranza

Maldición

 Poema siguiente

Te perseguiré por los siglos de los siglos.
No dejaré piedra sin remover
Ni mis ojos horizonte sin mirar.

Dondequiera que mi voz hable
Llegará sin perdón a tu oído
Y mis pasos estarán siempre
Dentro del laberinto que tracen los tuyos.

Se sucederán millones de amaneceres y de ocasos,
Resucitarán los muertos y volverán a morir
Y allí donde tú estés:
Polvo, luna, nada, te he de encontrar.

Poema siguiente 

 Volver a
María Mercedes Carranza

Comentarios1

Debes estar registrado para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.