Manuel José Arce Leal

Epigrama XVIII (Para Antonio)

 Poema siguiente

Es famosa la méntula de Antonio 
por su tamaño, en todo desmedido. 
  
Mas, mientras él la luce por las termas, 
su mujer me murmura en el oído: 
-prefiero tu pequeño gladiador 
al gigante dormido. 

Poema siguiente 

 Volver a
Manuel José Arce Leal