Lucero Alanís de Gurrola

Ofrecer flores

 Poema siguiente

Al entrar al templo está el agua
salvadora de pecados
fuente de perdón
Más allá el asombro de una virgen
también bendita
quisiera redimir a todas
las mujeres
Bajan los santos y mártires
en los cirios que prometen
azucenas a las niñas

Poema siguiente 

 Volver a
Lucero Alanís de Gurrola