Ketty Alejandrina Lis

Madrugada

 Poema siguiente

Un cierto día de marzo 
nació 
la opacidad de un río subterráneo. 
Un globo iluminado bajó hasta la pradera
recorrió palmo a palmo los ríos y los lagos
y en el medio del monte como si fuese un dios 
se acomodó el anciano.
Después de mucho andar
vertió gotas de vida en la semilla
hizo un secreto cálculo de cara al horizonte 
para zarpar el viento fue propicio 
y sin decir adiós se ha evaporado.
Hoy
un raro punto ígneo se reflejó en el agua
a un trazo iluminó la mansa y dulce manzanita de cristal
saltó luego hacia mí 
se acomodó con gracia hacia el costado izquierdo de la mesa 
y yo
absorta 
miré su último destino en la vara que sahumeria.
Una figura transparente parece estar de pie
inmóvil 
sobre una piedra hermosa en su pureza
ella se dibujó de golpe y si se observa bien 
es una pira
aunque no se consume
no
mira en silencio 
se expande en un deseo doloroso de profundo abrazo
llora en silencio
y en silencio espera.
Y he aquí mi queja 
anciano que vienes caminando de un lugar
y te vas sin decir adiós quién sabe dónde
nadie al entrar por la puerta de las lágrimas nos dice
que el número de la blancura es uno
y uno también el cuenco de azabache que nos mece.
¿Quién 
di quién maltrata sin piedad las ramas
quién no protege los capullos? 
De este lado del estanque hubo dos
ahora hay uno 
la trama con el tiempo siempre escaso 
ya no saben jugar en otro espacio 
que en imagen dudosa
a distancia.
Bajo la arcada
una carta aunque breve
se obstina en presenciar la ausencia
de hoy 
que no es precisamente miércoles de cenizas
pero Tom tose acodado en la ventana
el muelle es un timbal que percute en las olas
no hay derecho 
no hay derecho me digo
más que despierta insomne 
casi a las seis de la mañana. 
Algunas chimeneas están con su bocaza abierta 
son incontables las ventanas de los edificios
y no sé por qué 
firme y sólido aquí sigue el destello.
Di anciano
¿la persona que no duerme esta noche 
como yo no duermo
será un enfermo de absolutos en un mundo sano
o un ser sano buscando lo absoluto en un mundo enfermo?
La niebla se ha expandido por la casa
diez pisos más abajo alguien silba
diez pisos más arriba alguien 
el cuerpo calcinado
no sabe en cuál de los armarios se ha desintegrado el sol.

Poema siguiente 

 Volver a
Ketty Alejandrina Lis

Comentarios4

  •  
    Oscar Jossiee Muy bonita la forma en que expresas esas ideas...
    me gusta!!!
  •  
    Elsy Alpire Vaca hermos y extenso poema que intenta influir en sus lectores el grado de grandes realidades. Mil gracias.
  •  
    felipe gonzalez mer Bello y emotivo poema.
    Muestra amor por la naturaleza
    y mucho más ...
    Me impacta:
    " será un enfermo de absolutos en un mundo sano
    o un ser sano buscando lo absoluto en un mundo enfermo " ?
  •  
    Rafael Merida Cruz-Lascano Hermoso cuento metafórico, que prometo darle segunda lectura.

    Rafael.-
  • Debes estar registrado para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.