Juan Ramón Jiménez

OJOS DE AYER

 Poema siguiente


¡Ojos que quieren
mirar alegres
y miran tristes!

¡Ay, no es posible
que un muro viejo
dé brillos nuevos;
que un seco tronco
(abra otras hojas)
abra otros ojos
que estos, que quieren
mirar alegres
y miran tristes!

¡Ay, no es posible!

Poema siguiente 

 Volver a
Juan Ramón Jiménez