Juan Domingo Argüelles

Al lector

 Poema siguiente

Aquí están los rencores.
Los escribí pensando en ti.
Creí por un momento que eran flores
que amanecían en abril.
Pero al poner la mano me han herido,
¡puta, si me han herido!,
me han lastimado hasta sangrar,
hasta aullar de dolor,
hasta quejarme inmensamente
en la noche del lobo inconsolable
que abre sus fauces relucientes
como queriendo devorar
su propio corazón
                              lleno de amor.

Poema siguiente 

 Volver a
Juan Domingo Argüelles

Comentarios1

  •  
    PETALOS DE NOCHE Parecieran ser costras aún húmedas, aún secas...
  • Debes estar registrado para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.